Sentir el significado de nuestra Labor

Dolors y José

Mes de agosto,  periodo del año que todo el mundo habla de vacaciones. Lógico, porque la mayoría de las personas las están disfrutando, otras las han disfrutado ya y algunas las van a disfrutar en breve.

Yo, este año,  las iba a realizar de forma diferente. Creía tener la necesidad de marchar de retiro unos días para conectar con mi interior, para trabajar la espiritualidad, para volver a encontrar el significado de la labor que desempeño…

Pero en cambio, aquí  estoy trabajando todavía. Un montón de pensamientos y preguntas pasan por mi mente.

Entonces la vida te trae las respuestas. Me pide visita Dolors. La conozco desde hace más de una década; a ella y a su familia. Mientras yo no tenía claro porque mis vacaciones se habían torcido. Dolors viene a recordarme que hay personas que realizan su labor sin tregua ni descanso. Ella es una de esas personas que tienen que dedicar su tiempo a ser cuidadores de familiares con algún grado de dependencia. Ella es una persona jubilada que ha dedicado su vida al servicio de la comunidad, como educadora en una guardería. Ahora sigue ocupándose de la pequeña comunidad que forma su unidad familiar; realizando el servicio de cuidar a su marido Jordi diagnosticado de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y a su madre, que  también tiene un alto grado de dependencia.

Su actitud de servicio nos hace ver que todos formamos parte de un conjunto, somos una unidad dentro de un todo. Somos elementos constructivos de la sociedad en la medida que aportamos algo. La actitud de servicio nos acerca al nivel espiritual; porque la espiritualidad es un nivel superior de desarrollo en el cual las personas afrontamos situaciones en las que otros o nosotros mismos huiríamos ya que estamos desarrollando una capacidad de concentración, de conciencia que antes no habíamos conseguido.

Vivir atendiendo al otro muestra que nos interesamos por la sociedad. Ciertamente no podemos descuidarnos a nosotros mismos, porque el cuidarnos nos va a permitir estar bien para servir.

La actitud de servicio da color y calor a todo lo que hacemos. Por la ley de Resonancia algo curioso ocurre. Colaboramos participando activamente con los demás y esto provoca en los demás una colaboración hacia nosotros. Pero este servicio no ha de ser tan sólo con la cabeza o con la actividad física de mi cuerpo. Este servicio a de ser con el corazón. Esto provoca automáticamente la aceptación y la colaboración activa de los demás.

La ley espiritual de Resonancia, habla de cómo al entregarnos de manera consciente pero incondicional al servicio del todo, provocamos una respuesta total del otro. Esto lo vemos claramente en el sentido opuesto, es decir, en la medida en que yo esté regateando y defendiendo mi posición, estoy provocando la lucha, la oposición exterior. Por ello, la clave está en hacer las cosas desde el corazón, con entrega; pero con la autenticidad de ser uno mismo. Aprendiendo a vivir en la presencia de nuestra propia profundidad. Una profundidad que me permite ser útil a los demás de algún modo, en algún grado. Lo cual restituye de alguna manera lo que de hecho estoy recibiendo de los demás, dándome cuenta o sin dármela. Porque en el momento que podemos interesarnos de veras por otro, por lo que vive, por lo que le ocurre, por lo que siente, en ese mismo momento mis problemas se ponen de forma natural en su sitio, parecen desaparecer. Ya que entonces vivo desde un amor incondicional muy diferente al amor exclusivo (amor a mí mismo y a lo que llamo mío).

Toda evolución en la conciencia, toda evolución interior, consiste en aprender a descubrir esa dimensión del amor a los otros como a uno mismo. Por ello, mantengamos en la medida de lo posible ese tipo de amor en nuestras almas. Produciendo una realización a nivel humano, psicológico y espiritual.

Muchas gracias Dolors, porque el ejemplo del día a día de tu vida me hizo recordar todo esto.

http://satemsalut.com

Anuncios

Sentir el Mundo

Itxaso y José M. en SATEM
Itxaso y José M. en SATEM

Admiro la gente que viaja y disfruta de ello. Esas personas que quieren conocer lugares ver e impregnarse de otras culturas. Ahora todos podemos conocer cosas de otros lugares, de otras culturas. Libros, documentales y la red virtual se pone fácilmente a nuestro alcance para ofrecernos información. Muchas de estas personas con sus relatos, con sus fotos; nos acercan la diversidad cultural del Mundo. He descubierto una manera sencilla de sentir el Mundo. Dejar que esté entre en ti a través de la experiencia de otra persona. Esto me ocurre cuando alguien me cuenta su viaje o su estancia en otro país.

El viernes por la mañana llego a Satem, Itxaso Zúñiga. Quería que controlásemos la evolución de un esguince de tobillo que se hizo en la India.

Ella es Fotoperiodista y su bagaje por el mundo enriquece a quien está a su lado. Nació en Terrrassa, pero a menudo visitaba Euskadi y con sólo 19 años ya visitó San Francisco. Acabo sus estudios de fotografía en Londres. Se enroló durante seis meses en un barco-escuela en las Bahamas; así viajaba como fotógrafa y profesora de español. También fue contratada en un catamarán como tripulante y ayudante de foto fija para la película “Iman OceanMen”. Después, se embarca nuevamente. Esta vez en un velero de 15 metros patrocinado por una ONG francesa. El objetivo de la organización es hacer la vuelta al mundo; pero unos problemas económicos hacen que Itxaso permanezca tres meses en Islas de la Polinesia Francesa.

La vuelta a su hogar le brinda la oportunidad de enamorarse de su pareja, Jordi. Pero continúa mostrándonos el mundo y sus diferentes culturas con sus reportajes fotográficos por Asia, Norte de África Sahariana…
Ellos han viajado por Vietnam, Sri Lanka, Mauritania…
Además han vivido en diferentes países. Itxaso en Japón se volcó en aprender el idioma y conectar con la mentalidad nipona. Sus cinco años en ese país le han proporcionado profundos amigos.
Ahora, los cinco años que lleva viviendo en la India, le han permitido sumergirse en su cultura y amar un país que difícilmente te deja indiferente. Ashrams, maestros espirituales, meditación…

Itxaso transmite esa riqueza cultural que tiene nuestro mundo y que bien entendido te proporciona la sabiduría del respeto hacia las personas. Sean de donde sean. Me gustó que decidiera venir a verme para que mimase su pie. Ella me acercó a ese Mundo de culturas diversas que trae pegado a su Ser. Además me dio consejos de cómo enfocar mis fotos.

Muchas gracias Itxaso y muchas gracias a todos los que me explican sus vivencias, me dan un consejo, me regalan una sonrisa o simplemente leen este pequeño texto.

http://satemsalut.com/

Alegría y Amor Incondicional

Robin Williams & Patch AdamsEl primer domingo de mayo han coincidido, aunque no en todos los lugares, las celebraciones del Día Mundial de la Risa y el Día de la Madre.

La madre es esa mujer que te dio la vida. Seguramente cargó contigo en su interior durante nueve meses. Después de traerte al mundo te cuidó y te dio su amor incondicional de forma desinteresada.

Ella es la maestra más entregada en la enseñanza de los valores más importantes de la vida. Cura las heridas más profundas y enjuaga las lágrimas de tus ojos de manera especial. Es la mejor enfermera cuando no te sientes bien. Es la persona que disfruta como nadie viéndote feliz, alegre y risueño. Porque se alegra de tu risa y disfruta con saber que la vida te sonríe.

Seguramente, tu madre, te inspira en el camino de la vida. Porque las madres con su sola presencia nos guían.

HUNTER DOHERTY, inspirado en los valores que recibió de su madre y en su experiencia, se convirtió en PATCH ADAMS. El médico más payaso del planeta. Muchas personas lo descubrimos gracias a la interpretación del fallecido y entrañable actor Robin Williams que lo inmortalizó en el cine en 1998.

2782179-robin-williams-patch-jpg_2412470

Ahora escuchamos sus ideas:

“No conozco una sola enfermedad que se cure con la seriedad, con la ira o con la apatía. No llegaremos muy lejos si nos ponemos muy serios. Lo más curativo es el amor, el humor y la creatividad”.  (Entrevista a Hunter por Carlos Fresneda. El Mundo- Sección: Salud. 13/10/2014)

Pero estas ideas ya eran enseñadas en la China taoista donde aseguraban que la sonrisa proporcionaba salud, felicidad y longevidad. Pensaban que la salud de las personas era proporcional a las veces que se reía durante el día. También en la India se busca la sonrisa interior, la paz, la felicidad con prácticas de yoga y meditación.

Por todo ello te recomiendo: acuérdate de sonreír, regala sonrisas y ríete con los demás.

http://satemsalut.com

SENTIRSE SANO o SENTIRSE ENFERMO

Abbie Bernon_Diversidad

Sentirse bien tiene relación con un estado de armonía.

Cuando consideramos tener un estado de armonía con nosotros mismos y con el entorno solemos decir que estamos sanos. Ahora bien, cuando vemos alterada esa armonía hablamos de enfermedad.

Imagen obtenida del blog de Abbie Bernon:  http://desarrollosustentable-bernon.blogspot.com.es/2014/10/32-cultura-diversidad-socio-cultural.html

No obstante, aunque conozcamos la sensación de estar sano, es imposible dar una definición precisa; ya que se trata de una experiencia subjetiva y cuya realidad percibimos intuitivamente.

Desde una dimensión más objetiva tenemos a los profesionales sanitarios.  Ellos aplican unos criterios y baremos para evaluar, diagnosticar y clasificar el padecimiento de cada individuo.

La enfermedad se manifiesta de diferentes maneras y hemos buscado etiquetarla para así conocerla.

Durante la historia las ideas de la enfermedad han estado sometidas a la construcción del pensamiento de cada momento.

En los pueblos primitivos, la enfermedad era considerada como la penetración de un demonio en el cuerpo del paciente. También se ha considerado castigo divino.

Superando la influencia de los Dioses, Hipócrates estableció que hay unas causas naturales que pueden hacernos enfermar. Así, va estructurándose la medicina clínica y la patología se convierte en una ciencia. En la actualidad las enfermedades son definidas utilizando conjuntamente criterios etiológicos, clínicos, fisiopatológicos y anatomopatológicos. Esta medicina actual intenta valorar la totalidad y la individualidad de cada enfermo. Pero se queda limitada para dar una solución satisfactoria al problema de comprender científicamente a la enfermedad.

La realidad es que debemos recordar que no tratamos enfermedades sino personas, seres humanos.

La medicina en un intento de comprender el proceso por el cual es posible llegar de la enfermedad a la salud, considera el estado de salud como un proceso dinámico que conlleva aspectos físicos, psicológicos, y sociales interdependientes. Pero aún le cuesta integrar una dimensión espiritual.

La espiritualidad, desde mi punto de vista, no consiste en pertenecer a una religión concreta. Consiste en ir a lo profundo de nuestro ser y conseguir la coherencia de nuestros pensamientos, de nuestros actos e integrarlos con la coherencia de las leyes universales.

Estas nos indican que tenemos que ver lo que nos une con el Mundo, con el Universo. Hemos de dejar de sentirnos separados de nuestros semejantes.

“Las personas que estén dispuestas al diálogo con otras sociedades y culturas posean una mente más abierta, mayores habilidades sociales y más recursos e ideas con las que enfrentarse a los problemas cotidianos.” Abbie Bernon

Los seres humanos deben mantener esa mente abierta. Porque como tales, están dotados de conciencia, son capaces de hacer proyectos y viven inmersos en la sociedad y en la historia. Por todo ello para comprender aceptar y sanar debemos ver la dimensión holística del ser humano. Hemos de cambiar creencias. Dejar de creer que la enfermedad es nuestro enemigo.

Así dejaremos de estar enfadados por estar enfermos, de luchar contra algo que debemos comprender y aceptar. Porque, la enfermedad, nos ha de llevar a la escucha atenta de lo qué somos y hacia dónde nos dirigimos. Nos llevará a la búsqueda de una salud que nos conduce a una mayor conciencia de uno mismo. Dándonos cuenta que no estamos tan separados como pensamos.

José M. Nebot López

La cara más visible de:

http://satemsalut.com

¡Hola mundo!

Nacimiento del blog: “satemsalut”.

El blog de satemsalut nace de forma tímida. Porque si lo tengo que escribir yo… Alguien a quien muchas personas que me conocen me definen como una persona tímida. Podéis imaginaros que no podía ser de otra manera.

Lo cierto es que puedo dejar la timidez a un lado porque este blog quiere hablar de SALUD con mayúsculas. La salud es algo de todos los seres vivos. Pero es algo que puede desmoronarse en un instante o irse resintiendo lentamente. Entonces nos damos cuenta de lo importante que es, de lo mucho que nos hace falta.

Yo siempre me he preocupado por temas de salud. Tal vez porque desde mi infancia, tenía cerca a personas que de algún modo tenían perturbadas las funciones corporales. Perdiendo la armonía corporal que nos hace sentirnos bien. Habitando en ellas la enfermedad. Pero, a caso, en todos nosotros ¿no hay algo de enfermedad?

Ciertamente, todos en algún momento nos podemos sentir enfermos. Un resfriado, una gripe, un dolor de cabeza, un esguince, una fractura, un dolor de espalda, un reuma, la artrosis o tal vez una de aquellas enfermedades que nos estremecen el alma podría apoderarse de nuestro bienestar. Desarmonizando nuestras vidas. Mermando nuestra existencia.

Estas vivencias e ideas fueron llevándome hacia un camino en mi vida. El camino que me impulso a crear SATEM “salut i terapia manual”. Un centro  de salud pequeño; situado en el barrio de Pueblo Nuevo Terrasa. Ciudad de la provincia de Barcelona y situada en la comarca catalana del Vallés Occidental. Antiguamente conocida como Égara o Egosa íbera.

DSC02604    mandala en satem

El centro SATEM fue creado hace más de una década, casi década y media. Y como su nombre indica buscaba restablecer o preservar la salud a través de terapias físicas y sobre todo manuales. Intentando ser una pequeña escuela de salud. Donde sus usuarios aprenden a cuidarse y a sentirse bien. Nuestros consejos, pautas y tratamientos tal vez han ayudado a algunas personas. Y seguro no han llegado a todas las que me hubiera gustado. Pero todas las personas que han interactuado conmigo me han dejado una huella.

Porque son todas esas personas que se cruzan en mi camino y en el de SATEM las que me guían y me abren los ojos. Ahora sé, que SATEM debe querer decir Salud Terapia y la “M” tiene que aportarnos la idea de algo más o la noción de movimiento.

Porque la salud es algo en movimiento.

Porque la terapia también se mueve.

Porque no nos debe paralizar la enfermedad, tenemos que movernos.

Porque el movimiento es la vida.

Porque hay que moverse buscando la terapia adecuada que nos lleve a la salud.

Porque la terapia tiene que moverte hacia la salud y entonces; los actos pequeños y las cosas sencillas se convierten en terapia.

José M. Nebot López

La cara más visible de:

http://satemsalut.com