VOLVER AL ORIGEN

camino cercano

Un camino para encontrar la manera de volver a nuestro origen o de conectar con esa profundidad nuestra podría ser la realización de un retiro, donde podamos desconectar de todo y conectarnos con nosotros mismos.

Está de moda realizar retiros. Los vemos anunciados por todos lados. Incluso, muchos de nuestros amigos los realizan y tal vez tengas algún amigo que los organiza. Hacer un retiro puede serte útil. Aunque, para que te sirva, lo tienes que llevar a la práctica. Aquello que hablaron y que practicaron en el ambiente agradable de esos días que duro el retiro, ahora hay que ponerlo en práctica en ese mundo atolondrado que te rodea . Allí donde te sentiste acompañado y apoyado, tal vez te fue fácil. Todo te pareció tan coherente, tan magnífico que era lógico realizar el trabajo y sentirse mejor. Ahora, en tú día a día, es  el momento de llevarlo a la práctica nuevamente. Pero, ¿qué ocurre? Es tu verdadero mundo, no es aquel lugar tranquilo y apacible. Aquí en tu cotidianidad, rodeado de tus verdaderas preocupaciones, vuelves a estar abrumado.

Ahora sí que tienes la oportunidad, aunque no te lo parezca, de realizar una verdadera introspección. Aquí están tus apegos y tus culpas. Ahora es el momento de ver tus desprecios, tus criticas, tus momentos de envidia, tus resentimientos…

En definitiva, aquí estás, viendo tus acciones; sintiendo lo que creemos que nos hace el otro. Ahora es el momento de darse cuenta de la verdad. Somos nosotros mismos los que construimos nuestras propias experiencias.

Realmente obtenemos beneficios, aunque sean mezquinos, de cada situación. Me gustaría traeros un ejemplo, que para mí es muy claro. La salud de uno mismo es algo a lo que damos una importancia desmesurada cuando nos falta. La salud de los demás es entonces la prueba de su buen hacer. Imagínate, un fallo de salud en esa persona que hace de guía en un retiro. ¿Qué clase de enseñanza nos puede dar quien no sabe mantener su salud? Ya salió nuestro ego inquisitivo, criticador y manipulador.

Un golpe de coherencia para nuestros pensamientos. Te has planteado que el acompañante de un proceso implica ser sabedor de aquella materia. Saber su teoría y explicarla puede estar bien. Aunque mejor es ser un estudiante aplicado y comprometido. El maestro de algo, bajo este prisma, es aquel que lo ha vivido o lo está viviendo. El hombre siempre anda aprendiendo. En su caminar se sorprende, se asusta, se desanima y pide ayuda. En ocasiones esta ayuda se pide a quien no sabe darte las respuestas o no sabe enseñarte a mirar de otra manera. Ten en cuenta que tu guía puede ser aquel perdido que no ha perdido la fe, pues tiene las ganas de hallar la salida.

La enfermedad, tal vez sea haberse apartado del origen. Haber dejado de ser coherente. Los expertos en biodescodificación nos hablan de estas cuestiones. Ellos aseguran que nuestras mentes hacen patentes en nuestros cuerpos aquellas inquietudes que emocionalmente nos afectan en gran medida, aunque solo sean debidas a nuestras creencias. Son estas cuestiones que chocan con nosotros mismos. Nuestra propia incoherencia produce un shock, que solo nuestro cuerpo en un intento de preservación da una respuesta. Es una respuesta biológicamente necesaria para nuestra existencia. Aunque aquello nos pueda enfermar, en realidad, es el intento de preservarnos y de cuidarnos. Es verdad, ahora la niebla y las nubes dificultan nuestra mirada. ¿Cómo para ayudarnos a ser coherentes con nosotros mismos hemos podido enfermar?

Yo también pensaba que debía erradicar la enfermedad del mundo. Hasta que la propia enfermedad me hizo ver que ella no es el enemigo. La enfermedad es la creencia en el sufrimiento y detrás de ella, en lo más profundo del  inconsciente, está el sentimiento de culpa. Tenemos nuestra propia culpa codificado como un programa que nos llena de miedo. Este miedo es el que nos enferma al intentar protegernos de todo aquello de lo que creemos estar separados. Hemos creado una pesadilla y el perdón es la forma más sanadora de salir de ella. Sanamos el cuerpo al recordar que en realidad no somos el cuerpo. Volver al origen es volver al Amor.

Hay miles de experimentos que lo demuestran, pero todavía creemos en esos programas que nuestras creencias y miedos han dejado codificados en lo más profundo de ese ego que se siente separado de todo. Voy a explicaros lo que paso en un estudio sobre enfermedades cardíacas llevado a cabo en la Universidad de Ohio. No os preocupéis, pues el experimento se realizó con conejos. A diferentes grupos de estos animalitos se les alimento con dietas muy tóxicas, altas en colesterol. Objetivo bloquearles las arterías y reproducir los efectos que produce en los humanos una dieta así. Todos los grupos menos uno empezaron a mostrar resultados previsibles. Nada en la fisiología de aquellos inocentes conejos podía explicar la tolerancia a la tóxica dieta. El desconcierto era evidente, hasta que por casualidad se descubrió que el estudiante encargado de proporcionar el alimento de aquellos saludables conejitos le gustaba acariciarlos y mimarlos antes de darles de comer. Aquello inspiró la realización de nuevos experimentos. Se trataron grupos de conejos de forma neutral y otros grupos de estos animalitos se les dieron muestras de cariño. Los resultados fueron similares, las muestras de amor ocasionan una respuesta inmunitaria que protege de la enfermedad.

9CGNNU3

Nuestro trabajo con la enfermedad no es atacarla, es comprenderla para estimular nuestro poder de sanación natural. Y este poder se manifiesta gracias a la fe.

Tal vez el camino es volver al origen, tengamos fe en ello, nuestro origen es volver al Amor. Amar como si no existiera separación alguna. Porque en realidad vernos separados nos confunde. Tal vez si aprendemos a perdonar cada situación, el amor venga solo y con él la sanación. Pues en nuestro origen somos sanos, pongamos fe y amor al andar ese camino que nos lleva inevitablemente hacia ese lugar certero. Un solo camino, para sentirnos en paz. Tómalo con firmeza. Solo buscas tu verdad y ella está en ese lugar donde todo empezó. Así que anda los pasos para…

Volver al origen.

José M. Nebot López

Anuncios

CINCO MANERAS BÁSICAS DE EXPRESAR EL AMOR

Entender como el ser humano comunica sus sentimientos y más concretamente expresa su amor es primordial para las relaciones. Un gran estudioso del tema, el Dr. Chapman, ha escrito varios libros sobre esta cuestión. Él ha estudiado cinco maneras básicas en las que las personas expresan y reciben amor. Él afirma que en la medida que la persona crece se hace más evidente que cada cual responde con más facilidad y más profundidad a uno de los cinco lenguajes del amor. Estos son:

  • El contacto físico
  • Compartir tiempo de calidad
  • Hacer regalos
  • Los actos de servicio
  • Las palabras

ARTÍCULO

Lo había yo mencionado antes, en el artículo titulado:

Generar Autoestima con Amor Incondicional está asociado a Relaciones Saludables

Ahora simplemente quiero ampliar el tema. Pienso que va ha ser muy adecuado conocer aunque sea brevemente estas maneras básicas de comunicar el amor. Porque ello nos va a permitir crear y mantener Relaciones Saludables. Cabe destacar que debemos estar atentos, ya que las personas utilizan una o dos maneras para comunicar el amor. Entonces, comunicarnos inadecuadamente puede herir o como mínimo crear problemas de comunicación emocional.

Gary Chapman hace hincapié en el contacto físico como una de las formas más directas de comunicar. Aunque ciertamente, algunas personas evitan el contacto o lo convierten en algo utilitario. A veces tratamos a nuestro cuerpo como la barrera que nos protege de los demás. Comunicar y recibir cariño, amor y afecto a través del contacto es sencillo, ya que no requiere palabras. Saltando así el problema de no conseguir expresarnos de forma adecuada o de no haber dicho algo a su debido tiempo.

Un abrazo, una palmada en la espalda, un apretón sincero con la mano, una caricia, una mirada… se convierten en la ayuda reconfortante y transmiten nuestro afecto instantáneamente.

Compartir tiempo de calidad es difícil en esta sociedad apresurada donde el tiempo se percibe en función de su rendimiento. En cambio, tener un tiempo de calidad con el otro a de estar compartido desde el puro placer de compartir algo juntos. Aquí no importa mucho ni la actividad efectuada en dicho tiempo, ni la duración del mismo. Lo importante, es la calidad del tiempo compartido desde el amor. En realidad esta calidad nos va a quedar evidenciada por un sentimiento de paz. Éste nos viene aportado por el simple echo de compartir un tiempo aparentemente “perdido”. Ese tiempo en el cual no hemos puesto presiones, ni obligaciones; ya que tal vez ni siquiera teníamos un sentido claro de adónde se queríamos llegar. Ahora sin prisas, sin un objetivo que cumplir podremos aprender a conversar escuchando con paciencia y atención en la intimidad sosegada de la atención positiva y cálida.

Hacer regalos puede, a simple vista, ser difícil de comprender. Vivimos descaradamente en una sociedad consumista y en ocasiones convertimos el regalo en manipulación. Aunque, el verdadero regalo es aquel que se hace desde el corazón. Quien tiene asumido como uno de sus lenguajes principales de comunicar amor el acto noble de regalar o recibir regalos, convertirá esta acción de recibir o de dar en una fiesta. Seria útil aprender desde cortas edades que no podemos ofrecer un  regalo esperando algo a cambio, eso es un pago. Tampoco deberíamos regalar para remediar una falta de empatía y de comunicación emocional. El regalo ha de mostrar el espíritu generoso y sincero de comunicación amorosa, sin ninguna expectativa puesta en ello.

Los actos de servicio son aquellos con los que cuidamos a los demás. Forman parte de nuestra cotidianidad de la vida en convivencia. Estos actos físicamente y emocionalmente comportan unas exigencias. Si al hacerlos nos sentimos víctimas transmitiremos poco amor tras cada acción. Un acto de servicio realizado con amor se realiza de manera generosa. Nada que ver con convertirlo en una necesidad o una obligación.  Es útil, por ejemplo en una familia, recordar y descubrir que cada cual tiene sus propias habilidades y talentos. Los actos de servicio pueden variar según las capacidades y preferencias de cada miembro.

Las palabras expresan nuestra aprobación y desaprobación. Tener cuidado con la comunicación verbal desafortunada del mensaje negativo. En cambio, es muy gratificante el ambiente creado al expresar nuestro amor mediante el elogio, la palabra de aliento, la frase de apoyo o de afecto.

La comunicación emocional directa y sincera se beneficia del reconocimiento de los lenguajes de amor de las personas con las que convivimos. Su uso adecuado puede permitir grandes dosis de Autoestima. Yo, te invito a experimentarlo.

José M. Nebot López

La cara más visible de:

http://satemsalut.com

 

Pasiones que abrigan

Hoy, en este blog, voy a volver a escribir yo. Echaba de menos contaros cosas. Podéis identificar mis artículos firmados como José M. Nebot López. Y por supuesto me encontraréis en SATEM; realizando fisioterapia y osteopatía, entre otras cosas.

José en Maratón de Abrazos 23 de abril

No voy a hablar de osteopatía, ni de fisioterapia. Voy a contar la pasión que podemos poner las personas al realizar las cosas. Seguramente quiera expresar esta realidad, porque estos días de abril he vivido ciertas experiencias que me han demostrado que vivir con pasión un proyecto nos hace sentir mejor.

Siempre, en lo más profundo de mi persona, lo he creído así. Ahora puedo expresarlo abiertamente; ya que me siento inspirado por los acontecimientos que suceden en mi día a día.

Observo la pasión que muchas personas ponen en su labor diaria y la que más me ha impactado recientemente es la de Vanessa. Aquí puedo mostrarte una foto suya, pero…

vanessa texto

La imagen, mostrando una persona de bella sonrisa, no puede transmitir lo que nos aporta su abrazo. Tampoco puedo comunicar, con estas breves líneas, la fuerza y la energía del abrazo de todas esas personas que apoyan toda esa labor desinteresada surgida desde el corazón.

Estoy explicando que ella de forma altruista a creado Abrigando-Almas. Me siento contento de estas pequeñas, grandes iniciativas que hacen que surja lo mejor de nosotros mismos en un acto de pasión.

 

logo Abrigando-Almas.

¡Pasión! Si ponemos esa palabra en el buscador de google seguramente las primeras referencias nos lleven a temas relacionados con la semana santa. Yo no te quiero hablar de la semana santa, pero ciertamente la semana santa me llevo a otra semana súper intensa. Han sido en estos días que yo he puesto esa pasión en realizar un evento y me he dado cuenta, cuánto he mirado en el corazón de los demás para ver sus pasiones. Estas pasiones son las que marcan nuestras vidas. ¿Me sigues, cuando te hablo de pasión?

Ciertamente para seguir un hilo de comunicación tenemos que hablar un mismo lenguaje. Así que te muestro la definición que la Real Academia Española RAE le da a la palabra, pasión.

definición pasión

Te advierto que discrepo de esta definición. Me gustaría que tú, también planteases otra posibilidad para esta palabra. Yo pienso que la pasión es esa emoción que nos hace sentirnos vivos y nos motiva a realizar cosas.

Por ello, en estos días, sintiendo esa emoción en mis adentros, actué y lleve mis pensamientos a la acción. Viví un “SANT JORDI” diferente. Inspirado en mi concepto del personaje santificado de San Jorge. Un hombre que actuó con pasión ante su sentir.

Podemos ver mucho de leyenda, pero la historia de Jorge se origina entre los siglos III y IV. Él un romano que un día llega a la ciudad de Lydia, actualmente ciudad de Lod en Israel. Al cumplir su mayoría de edad ingresa en el ejército romano y con su carisma, Jorge, no tarda en ascender y tener una buena posición antes de cumplir los 30. Llega a ser destinado a Nicomedia como guardia personal del emperador Diocleciano (284-305). En el 303 el emperador emitió un edicto que mandaba perseguir a los cristianos por todo el imperio; este edicto fue continuado con el emperador Galerio (305-311). Jorge, al que se le ordeno participar en la persecución, mantuvo su firme postura de no ir a la persecución de aquellos hombres. Para mí, Jorge realizo un acto de amor incondicional hacia el ser humano.  Aquel acto ha creado un sin fin de leyendas; pero lo cierto es que Jorge fue canonizado, en el 494, por el papa Gelasio I. Este hombre convertido en Santo a cruzado los continentes y se ha convertido en la inspiración de muchas personas, pero miremos en nuestro presente y aquellos que nos rodean. Seguro que encontramos esas historias inspiradoras y apasionadas en muchas personas que nos rodean. Yo ya he escrito de algunas en este blog. Como cuando escribí sobre:

El blog tiene artículos con otros temas que pueden serte de utilidad en el cuidado de tu salud. Dale un vistazo, pero sobre todo mira lo que otras personas han escrito. Sí, he dejado que otras personas llenas de pasión escriban algo que en realidad les motiva y les mueve a compartir su labor, pues me ha parecido apasionante lo que explicaban. Mira unos ejemplos:

Tú también puedes contarme lo que te apasiona. Yo recordaré ahora mismo los nombres de algunas de las personas que he notado, en estos últimos días, apasionarse con lo que hacen. Las recuerdo porque las siento aquí y ahora. Están en mí presente y forman parte de la inspiración de mis proyectos. Así que gracias a Montse, Núria, Eugénia, Victor, Dario, Vanessa, Carmen, Martin, Sonia, Susana, Javier, Silvia, Manel…

Sabiendo que he escrito más de 10 nombres, que son seguramente insuficientes, dejaré que tú que lees estas líneas y que estás en mi presente puedas dejar aquí un comentario de lo que te apasiona, de la pasión que podemos tener en común, de tu ilusión…

Espero que la lectura te allá apasionado. Un abrazo, como los que vamos a repartir desde ahora. ¡Abrigando Almas!

José M. Nebot López

La magia de la Palabra

Abracadabra

Presentación.

Una vez dije: “…los actos pequeños y las cosas sencillas se convierten en terapia.” Ver mi artículo: ¡Hola mundo! José M. Nebot López.

Con esta premisa, últimamente, me he dedicado a buscar esas personas que convierten su pasión en terapia. Una muestra de ello es el pasado artículo, el del mes de febrero, titulado: Acompañarte es nuestro acierto. Núria Guinart.

La realidad es que me va a ser difícil traerlas a todas a este blog. El motivo es que creo convencido en la existencia de un inmenso número de personas realizando algo mágico. Y esa magia esta en plasmar lo que somos en lo que hacemos, para ello tenemos las herramientas más adecuadas: pensamiento, sentimiento y palabra. Estas ideas las tiene muy claras Nuria Ferre. Y no he dudado, ni un momento, en traerla al blog. Así que leer, con la mente abierta y con cariño, su explicación.

Abracadabra. “La magia de la Palabra”

Torrebenagalbón, 14 de marzo de 2017

“Hace ya algún tiempo oí decir que las células tenían orejas y como buena géminis imaginé todo mi cuerpo repleto de minúsculos pabellones auditivos” Núria Ferre

Desde mi realidad como mujer, como hija, como esposa, madre, alumna de la vida y maestra de la experiencia…

Porque me gusta disfrutar aprendiendo, vivir disfrutando y compartir lo que soy, voy a hablarte de la magia de las palabras.

La vida nos da la oportunidad de plasmar lo que en realidad somos en todo lo que hacemos, en lo que sentimos, en lo que decimos, en lo que pensamos.

Desde joven he sido consciente de la utilidad y de la importancia de desconectar el piloto automático y de pilotar mi propia nave, mi propia vida.

Con todo lo que he vivido he logrado convencerme a mí misma… es decir que he logrado vencer los miedos a través del conocimiento, pero no ese conocimiento escrito en los libros, estudiado y evaluado por otras personas, sino con el conocimiento de mi misma, confiando en el orden y la matemática universal. Esa matemática que tiene preparada la solución antes de redactar el problema.

He desarrollado y practicado la habilidad de crear bienestar en mi vida, la habilidad de ver puertas abiertas dónde otras personas quizás vean muros infranqueables, y desde ese punto, esa perspectiva te invito a descubrir la clave que te ayudará a liberarte de la limitación, de la escasez, de la enfermedad, del dolor… ¿Te atreves a probar?

Me gustaría mencionar varias cosas antes de llegar a la clave, antes de llegar al “Abracadabra”.

La primera es el hecho de que nuestro cerebro no distingue entre lo que ve y lo que imagina y que esto provoca una serie de reacciones que el cuerpo físico experimenta.

Vamos a imaginar por ejemplo un limón.

Imagina que lo cortas, lo acercas a tu boca y exprimes unas gotitas que caen directamente sobre tu lengua… ¿lo has notado? Pues seguimos.

Otro factor de la ecuación es el de que el cerebro humano es capaz de procesar en un segundo, lo que para el ordenador más potente necesita cuatro minutos.

La mente genera constantemente pensamientos. Pensamientos que dan forma a imágenes, así como también dan forma a palabras y estas desencadenan una serie de reacciones químicas, que dependiendo de la emoción que las acompañe, transforman sustancialmente nuestro cuerpo físico.

Consideramos pues que el cuerpo físico es una manifestación de nuestros pensamientos, de nuestras emociones, de nuestra energía.

En este momento sería interesante introducir el concepto de comunicación.

Este concepto lo vamos a definir como la acción y relación entre un emisor y un receptor. Y ¿qué significa esto?

Imagina tu mente como una emisora de radio; de ella emergen ideas y pensamientos que, si observas, están en un perfecto orden caótico.

El receptor será la sustancia que capte las ondas que se emitan, o sea el que lo escucha, entonces ¿quién o qué será en esta analogía la radio, el  iPod, etc.? Pues el medio que más poder tiene para llegar a que la sustancia se entere de lo que se está emitiendo, o sea pensando, es “La Palabra”

Cuando hablamos cotidianamente no somos del todo conscientes de que nuestras palabras están creadas por nuestros pensamientos y que a través de ellas estamos manifestando lo que ciertamente está contenido en nuestra mente. ¿Crees que sería útil volver a leer lo que acabas de leer?

La palabra es una magia abalada por la ciencia, que contiene en si misma códigos que activan programas instalados en nosotros desde tiempos inmemoriales. Me refiero a esos dichos, frases hechas y dogmas que hemos aceptado como verdaderos sin ni siquiera plantearnos el por qué.

Ejemplos tenemos muchos y variados:

“Para presumir hay que sufrir”, decía mi abuela. “La letra con sangre entra”, oía decir a mi padre. “Quien bien te quiere te hará llorar” …

“Para conseguir lo que deseas tienes que esforzarte, hacer sacrificios”

“Quien no se conforma es porque no quiere”

“Tu obligación es estudiar” … y muchísimas otras más.

Centrémonos pues en la emisión de las palabras. Cuando emites la palabra, ondas sonoras se propagan en todas las direcciones y chocan con el obstáculo alterando entonces la dirección; estas provocan un sonido, una alteración, una sensación… Ondas sonoras que no encuentran a su paso barreras, sino que van topándose con todo lo que hay, y no solamente en una dirección que diríamos que es afuera, sino que se mueven en todas direcciones, o sea sé, también hacia adentro.

En el trayecto interno se encuentran con órganos, a los cuales dan forma células, así que, yendo a la definición inicial, las células son afectadas por esos sonidos que contienen los códigos de pensamiento, alterando la información contenida en ellas mismas, es decir: Las células oyen.

Entramos ya en la fase en la cual activamos el “Abracadabra” esa palabra que, etimológicamente hablando, parece significar algo así como: Orden e inicio, acción que genera realidad a través del verbo, a través de la palabra.

Aquí tenemos pues la clave.

¿Te has detenido a observar, a escuchar como hablas de tu cuerpo, de tu vida, de todo lo que te rodea?

¿Eres consciente de cuantas ordenes de calidad dudosa activas cada vez que hablas?

¿Eres consciente desde donde nacen tus palabras y lo que contienen?

Todo esto puede resultar mera literatura si no encontramos que hacer con esta información.

Pues bien, se trata de accionar conscientemente, de ordenar; no solo de poner cada cosa en su lugar, sino también de emitir un mandato.

Se trata de escuchar y escucharte.

Se trata de hablar con coherencia, porque tu cerebro le da credibilidad absoluta a lo que piensas y manifiesta palabras que contienen tus pensamientos, tus creencias, tus esquemas.

Se trata de saberte creador de tu realidad, creador de tu bienestar, de cada una de las experiencias que vives.

Se trata de entrenarte en el arte de la comunicación.

Se trata de aprender a formular tu “Abracadabra”.

Núria Ferre

Acompañarte es nuestro acierto

blog

Los artículos de este blog reflejan la manera, la práctica y la filosofía del centro SATEM. Y este reflejo, ante todo, quiere mostrarte que nuestra mirada y nuestra mano están tendidas hacia las personas. Sabemos que ellas vienen con sus determinados problemas  o con sus enfermedades concretas, pero nosotros adoptamos una actitud facilitadora y de ayuda. Utilizamos la empatía insistiendo en buscar lo que cada persona siente que debe hacer para conseguir su bienestar. Por ello el acompañamiento hacia redescubrirnos es la premisa del centro SATEM. Y esta vez hemos pedido a Núria Guinart que hable de este tema. Ella que escribe en su web: http://www.nuriaguinart.com , nos ha contado:

“Dentro de cada uno de nosotros hay un anhelo de servir, de poner todo lo que uno es al servicio de los demás. Se trata de vivir para un plan mayor que el simple objetivo personal e individual. Un servicio por y para todos, sin olvidarse a uno mismo. Empezamos amándonos sin medida, descubriendo cada parte que habita en nosotros y respetando nuestro caminar. Vamos experimentando una mayor libertad y un creciente entusiasmo. Este renacer a la alegría de vivir viene acompañado de la naturalidad y la expresión libre de todo cuanto somos y sentimos. Y en ese punto de autenticidad empieza nuestro servicio a la humanidad. Nos entregamos a darnos sin excusas a los demás, porque esa, ahora, es nuestra mentalidad. Nuestro corazón ya no conoce límite en su expansión, y los objetivos que veíamos individuales se tornan en universales. Ya no se trata de que simplemente este yo bien, ahora veo que estando yo bien, lo estamos todos. Por ejemplo, cuando te sientes feliz y entusiasmado, ¿cómo eres con los demás?¿No sientes cómo se desbordan tus ganas de compartir lo que sientes con el mundo? Es algo natural, la felicidad no sólo es contagiosa, también es inevitablemente expansiva. Uno no se la puede guardar para sí mismo, porque en ese mismo punto ya no está. ¿Y no es hermoso compartir tu alegría y lo que mejor sabes hacer con los demás? Dejar a un lado el juicio, la crítica y la comparación y verter todo lo que dice tu corazón ante cada situación. Vivir así y darnos, es lo único que buscamos, cada uno a su manera y con lo que conoce. Vivir desde el corazón y encontrarnos. Como bien sabemos ésto no siempre es fácil, y por eso existe una gran variedad de propuestas en nuestra sociedad que nos ayudan a conseguirlo. Miles de terapias, juegos y nuevas tendencias que sirven a este propósito de ser feliz.   El abanico de posibilidades está servido y es uno mismo el que debe elegir con cuál de ellas sintoniza más. No se trata de hacer aquello que le va bien al otro, sino aquello que a ti te mueve y te resuena. Yo siempre digo que el camino del corazón es uno, pero adopta muchas formas para adaptarse al caso concreto de cada uno. No hay caminos mejores ni caminos peores, hay caminos, y el que te late es el tuyo. Tu propio latir gozoso es el que marca tu elección y el que te asegura que vas desde ti mismo y hacia ti mismo. Porque de eso se trata, de sentirte y empezar a vivir desde ti.

Sincronías de la vida, en ese caminar, a veces te encuentras con personas y formas de mirar que te abren a una dimensión completamente distinta. Encuentros que destapan en ti nuevas posibilidades y te conectan con tu poder y tu grandeza. A mí me ha pasado muchas veces, descubrir una nueva persona a través de la cual he podido conectar más con mi autenticidad y al mismo tiempo he podido dejar atrás la falsedad. Desde cada uno de estos cambios súbitos y no tan súbitos que se han dado en mi vida en relación al arte de amarme, el propósito de servir está cada vez más a flor de piel. Ese amor que siento y que se ha despertado en mí, pide ser compartido y entregado a los demás. Como un dulce juego de dar y recibir, un vaivén entre el comprender y el compartir.

Y aquí empieza mi función, o mejor dicho, mi papel de entrega en este mundo del autoconocimiento y el bienestar. No me defino como terapeuta ni como especialista, me gusta más

mencionarlo como una facilitación, un compartir o un acompañamiento. Me dedico a compartir todo lo que soy con el otro, y ahí es donde todo lo que tiene que surgir, surge. Va más allá de un método o de unos estudios, es la magia que surge de la verdad, y de estar al servicio de la unidad con los demás.

Este servicio no obstante, va adquiriendo una forma concreta. En mi caso, hasta el momento, coge la forma de sesiones grupales de Un Curso de Milagros, talleres monográficos, así como acompañamiento personalizado en sesiones individuales.

Lo que aquí quizás quiero explicar en más detalle es el tú a tú, el hermoso acompañamiento individualizado.

Estas sesiones se presentan como una oportunidad para mirar de cerca aquello que hemos escondido, aquello que no hemos querido mirar y verlo por lo que es. Una oportunidad de expresar libremente lo que sentimos, sin tapujos. Un espacio de libertad donde poder ser y sentir, donde ser uno mismo es lo que brota de forma natural. Ése es el mejor de los regalos. Crear un espacio en el que uno se sienta abrazado incondicionalmente y en, ese abrazo, pueda mostrar todo lo que está dentro. Todas las emociones, situaciones y pensamientos tienen cabida y pueden ser expresados. Esa calidez, esa apertura en el encuentro, vinculada a la honestidad y la confianza permiten cambiar nuestra mentalidad y nuestra visión de todo cuanto acontece en nuestras vidas. El amor es lo único que cambia las cosas, lo único que nos hace ver que lo que pensábamos que era un problema no lo era. Empezamos a ver que tan solo no estábamos permitiendo que la solución naciera de nosotros mismos.

Esto es lo que te ofrezco. Un espacio para dejar ir aquello que ya no quieres ni necesitas y abrirte a todos los dones, certezas y capacidades que ya están en ti. Para que tu vida refleje más que nunca, quién eres de verdad.

Tu vida tiene todo sentido, pero quizás aún no lo ves.

La coherencia es tu naturaleza, pero quizás aún no la permites.

La libertad es tu mayor anhelo, pero quizás aún te acoges a creencias limitantes.

El cambio está en ti, y te acompaño en el proceso.”

Núria Guinart

REFLEXOLOGÍA INFANTIL AL ALCANCE DE LAS FAMILIAS

blog_mio_reflexologia_infantil

¿QUÉ OPINIÓN TENEMOS DE REALIZAR REFLEXOLOGÍA A LOS MÁS PEQUEÑOS?

La reflexología, concretamente la reflexología podal, consiste en tocar y presionar el pie para estimular determinados puntos que representan cada órgano de nuestro cuerpo.

Esta técnica, ¿puede ser realizada a los más pequeños?

Y, si es así, ¿quién debe realizarla?

Mi experiencia me ha mostrado unas ideas que iré plasmando en este artículo, pero planteo estas preguntas para iniciar un diálogo. Decidme lo que pensáis y así podremos llegar a sabias conclusiones.

QUIÉN PUEDE RECIBIR UN TRATAMIENTO DE REFLEXOLOGÍA

La reflexología es una técnica muy antigua, al parecer desde el 2300 a.C.  la practicaban los egipcios. También en China eran conocidas las virtudes terapéuticas de esta disciplina, empleada frecuentemente junto a la acupuntura. Se tienen datos certeros de que en el siglo IV antes de nuestra era el médico chino, Wang-Wei, efectuaba presiones en las plantas de los pies de manera firme, durante varios minutos, hasta conseguir el efecto terapéutico deseado. Según había podido comprobar con su experiencia, aplicando y manteniendo esa presión se conseguía liberar la energía de sanación propia del ser humano.

Algunas personas dicen que es contraproducente hacer este tipo de técnicas en los mayores y en los más pequeños. Nada más lejos de la realidad, aunque estoy abierto a tu opinión. Puedes comentar tus dudas y contestaré tus comentarios.

Para mí, ciertamente, la aplicación de la reflexología no debería verse limitada por la edad de la persona que la recibe. Soy de la opinión que esta técnica se puede aplicar en bebés, niños, adolescentes, adultos y demás. Eso sí, teniendo en cuenta que al tocar a un ser humano se ha de hacer desde el respeto, la prudencia, el sentido común y el amor. ¿Tú qué piensas?

LA UTILIDAD DE LA REFLEXOLOGÍA INFANTIL

Se ha observado que los bebés, por ejemplo, son especialmente sensibles a la reflexología. Es decir, esta disciplina, les aporta múltiples beneficios. Os voy a enumerar  algunos de ellos:

  • Minimiza las “crisis de llanto” de los más pequeños.
  • Ayuda a conciliar el sueño haciéndolo más reparador, tranquilo y sosegado.
  • Mejora las digestiones calmando los cólicos y combatiendo el estreñimiento.
  • Beneficia el sistema respiratorio y refuerza el sistema inmunológico ayudando a prevenir resfriados, bronquitis…

Si puedes aportarnos más situaciones en las que la reflexología infantil es beneficiosa coméntanoslas y vamos ampliando ese diálogo de sabias conclusiones.

¿QUIÉN DEBE REALIZAR REFLEXOLOGÍA A LOS MÁS PEQUEÑOS?

Muchos pensaréis que a un niño le tendría que aplicar reflexología un profesional altamente cualificado. Seguramente podemos considerar cierto grado de verdad en este pensamiento, pero deberíamos valorar otras posibilidades. Sería muy interesante recibir tu opinión en comentarios y así poder saber vuestros pensamientos al respecto.

Aunque debéis tener en cuenta que muchas madres instintivamente tocan, frotan y presionan los pies y las manos de sus pequeños para calmarlos.

Además, haré una observación basada en lo que he visto. Tal vez tú también lo hayas vivido. Es fácil observar lo beneficioso que en muchas ocasiones resulta que entre familiares se realicen estas sesiones de contacto, en las cuales, nos relacionamos con un semejante desde los pies. Nuestras manos entrelazan, tocan y sienten lo que los pies nos transmiten. ¿Qué me dices tú?

Acaso los familiares de un pequeño ser indefenso no sienten sufrimiento e impotencia cuando ven que algún motivo altera la paz de ese pequeño. Es entonces cuando se tiene la necesidad de poder emplear alguna herramienta que ayude a la medicina convencional a calmar o prevenir cualquiera de esos desajustes que alteran el bienestar de toda la familia. Y esa herramienta puede ser la reflexología infantil que, aplicada desde el mismo ámbito familiar, aporta la sensación de sentirse útil y consigue que se supere la impotencia de no saber cómo hacer algo. Y sobre todo cómo ayudar a un ser querido.

Creo, por ello, que sería muy conveniente que las familias tuvieran la posibilidad de aprender conceptos de reflexología infantil. Ciertamente se pueden alcanzar estos conocimientos de muchas maneras. Sabes que tu opinión es importante para ese diálogo que hemos iniciado; no dudes en comentárnosla. Yo te informo que, desde SATEM, se realiza esta labor formativa; ya que hemos apostado por acercar estas técnicas a todo aquel que quiera aprenderlas con el objetivo de aplicarlas de forma prudente, coherente y respetuosa.

Gracias de antemano por los comentarios que nos dejes sobre este artículo. Entre todos llegamos a las conclusiones más acertadas.

Saludos,

José M. Nebot López

El empuje necesario para mantener y recuperar la salud lo podemos encontrar en el Método Pilates

Mi búsqueda de aquello que mejora la salud

fotoPilates
Joseph Hubertus Pilates

“…los actos pequeños y las cosas sencillas se convierten en terapia.”

Con estas palabras escritas terminaba el texto de mi primer artículo del blog de satemsalut, el titulado: ¡Hola mundo!

Esta cita representa  el empuje de la búsqueda de métodos prácticos, sencillos y cercanos que nos acerquen al cuidado de nuestra propia salud.

Aquí está, ese acto sencillo, una adecuada manera de realizar actividad física convertida en algo que mejora nuestra salud. Y entonces, ¿de qué estamos hablando? Pues no voy a ser yo el que diga que esto podía ser una terapia.

Pero si mencionare, como una persona de salud frágil, muy joven, pudo superar sus problemas de salud al plantearse como objetivo fortalecerse. Entonces, ¿qué no puedes hacer, tú?

Joseph, un niño alemán, con múltiples dolencias se armó con un tremendo empuje y determinación para mejorar su salud. Ayudándose de la actividad física pudo superar sus enfermedades y crear un método muy beneficioso para la salud.

Como veis nos quedaremos con la distinción de método otorgada al trabajo desarrollado por un alemán inquieto, tal vez obsesionado con la salud y que revolucionó nuevas maneras de rehabilitación física y de preparación deportiva. Resaltando que, dicho método, fue creado con elementos y observaciones naturales en la cotidianidad y sencillez del día a día de la vida de este inquieto autodidacta. El método mencionado consigue mejorar nuestras capacidades físicas y mentales. Incluso es utilizado para rehabilitar a las personas de forma más integral y rápida. Se le conoce como el Método Pilates.

Nace un inquieto alemán

Voy a contaros lo que yo sé de su historia.

En Mönchengladbach, cerca de  Düsseldorf (Alemania), el 9 de Diciembre de 1880 nació Joseph Hubertus Pilates (1880-1967). Su padre de ascendencia griega fue un atleta alemán y su madre practicaba el naturismo que predominaba en aquella época.

Sin embargo Joseph tenía una salud muy delicada. Desde muy niño padecía varias enfermedades como asma, raquitismo y fiebre reumática. Estas dolencias lo convertían en un niño débil, con una musculatura poco desarrollada y con alteraciones posturales que le dificultaban su movilidad. Hasta tal punto, que se dice que llegó a necesitar de una silla de ruedas para desplazarse.

El pequeño pueblo donde vivía Joseph sólo contaba con la biblioteca de un vecino. Allí, pasaba horas y horas estudiando de forma autodidacta cultura griega, romana e interesándose por las formas de entrenamiento de épocas antiguas. Fue un enamorado del modelo griego por la importancia que éstos le daban al ejercicio y al desarrollo corporal.  También se interesó por los diversos métodos de ejercitar el cuerpo y la mente del mundo occidental y oriental, tales como la filosofía Zen y el Yoga. Él admiraba el ideal de equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Practicó todas estas filosofías y disciplinas. Introdujo en su entrenamiento lucha, culturismo, yoga, tai-chi, gimnasia, meditación Zen. Todo ello lo combinaba con un estudio exhaustivo de la mecánica corporal y de la correcta respiración. Entrenó tanto, que aproximadamente a la edad de catorce años había superado todas sus enfermedades y posaba como modelo anatómico. Se convirtió en un consumado deportista, consiguiendo algún pequeño éxito como boxeador y gimnasta. También adquirió un buen nivel de natación, submarinismo y esquí.

En 1912, se trasladó a Inglaterra con el objetivo de mejorar su entrenamiento y técnica de boxeo.  Pronto encuentra trabajo como artista de circo y recorre todo el país con su hermano, realizando un número llamado: “Una estatua griega viviente”.

Su técnica de lucha era tan buena que fue contratado para enseñar defensa personal al cuerpo de policía de Scotland Yard.

Su carrera profesional se vio interrumpida temporalmente cuando, en 1914, se declaró la Primera Guerra Mundial. Durante la duración de la guerra, su condición de alemán, sólo le permitió estar internado en campos de trabajo ingleses. Primero fue apresado en Lancaster y llevado a un campo de internamiento. Ya en el campo, concretamente en su barracón las inquietudes de Joseph le llevan a empezar el adiestramiento de sus compañeros en lucha y defensa personal para mejorar su estado físico.  Aquí, su método de entrenamiento avanzó, él desarrolló ejercicios especialmente diseñados para practicar en un espacio reducido. Son estos ejercicios los que se aplican en el método conocido hoy como MAT PILATES y que nosotros te hemos traído a SATEM de la mano de una persona muy preparada y muy fiel al método Pilates.

movilLourdes

La imparable eficacia del Método Pilates

Joseph empleó su período de internamiento como una oportunidad para desarrollar un método de puesta en forma que ya andaba pensando. El resultado fue el primer esbozo de todo un sistema, el método Pilates, inspirado en las diversas disciplinas que él había practicado.

Del campo de Lancaster fue trasladado a una isla entre Gran Bretaña e Irlanda. Allí, en el campo de internamiento de la Isla de Man, trabajó como camillero en un hospital y comenzó a tratar a los heridos de guerra que llegaban. Como muchos de ellos no podían valerse por sí mismos, tuvo que valerse de su ingenio y creatividad para utilizar los escasos elementos de los que se disponían.  Esta  es la razón por la cual sus aparatos cuentan con poleas, bandas, cuerdas y un sistema de muelles en los que apoyaban las extremidades mientras se ejercitaban. Se las ingenió para trasladar el método del suelo a sus aparatos, adaptándolos al trabajo con resistencia.  Fue tal su éxito, que sus pacientes se recuperaban al poco tiempo, y pronto se instauró como actividad física obligatoria en el campo. En la epidemia de gripe que asoló Inglaterra en 1918, se estimaron aproximadamente 200.00 muertos, curiosamente, en el campo de concentración donde estaba Joseph no hubo ninguna baja. El hecho  se le atribuía, sobre todo, a los beneficios del sistema de entrenamiento que Pilates inventó. Esto hizo que su fama aumentara. Hoy en día se sabe que el deporte y entrenamiento diario de forma moderada hace que tu sistema inmunitario esté fuerte.

Tras finalizar la guerra regresó a Alemania, su fama le precedía, así que ya era conocido por sus logros. Entonces empieza a trabajar como preparador físico, impartiendo clases de defensa personal en el Departamento de Policía de Hamburgo. Asimismo, le piden colaboración para entrenar al nuevo ejército alemán en autodefensa, pero al poco renunció por no estar de acuerdo con la política alemana. Trabajó con Rudolf Von Laban y Eugen Shandow (padre del culturismo), pioneros en técnicas de movimiento, así como con Mary Wigman, una famosa bailarina y coreógrafa que introdujo algunos de sus ejercicios como calentamientos en sus clases. También se dedicó a la rehabilitación de veteranos de guerra, para lo que instaló sobre sus camas cuerdas que inmovilizaban las extremidades, poleas, muelles, lo que hoy en día se conoce como las máquinas de Pilates. Su nombre se extendió por la clase médica ya que su método conseguía que la rehabilitación de los enfermos fuera más integral y rápida.  Una de las figuras entrenadas por Joseph fue el famoso boxeador Max Schmelling. Cuando este decidió emigrar a EEUU se lo quiso llevar con él como preparador físico y su representante se comprometió con Pilates en montarle un estudio en Nueva York a cambio de que le acompañase.

Dicho y hecho, a finales de 1926, Joseph se traslada a Nueva York y en el barco conoce a la que sería su pareja y ayudante Clara. Ella era una enfermera y maestra infantil que padecía artritis y a la que trató durante el viaje para aliviar sus dolores.  Abrieron en Manhattan, en el número 939 de la Octava Avenida, esquina con la 56, un pequeño estudio para enseñar el método que había terminado de desarrollar con Clara y que llamaron Contrología.  Su hermano Fred, que era carpintero, fabricó las máquinas según le decía Joseph, haciéndolas en madera y acero, razón por la cual se siguen fabricando así. Allí comenzó a trabajar con los aparatos que había diseñado para la rehabilitación e incluso creó otros nuevos.

En ese mismo lugar se encontraban varios estudios de danza y locales de ensayo. Los bailarines subían allí para ver qué pasaba y poco a poco se dieron cuenta de que todo lo que hacían, el ir de una máquina a otra y sus ejercicios de suelo, les servía para rehabilitarse y mejorar. Pronto se hizo popular entre coreógrafos y bailarines no sólo porque su método les rehabilitaba sino porque también mejoraba su técnica, fuerza y resistencia.  Famosos que acudieron a él, de la comunidad de bailarines y coreógrafos son:  Ruth St. Denis, Ted Shawn, Jerome Robbins, George Balanchine y Martha Graham. Actores como José Ferrer o el escritor Christopher Isherwood.  La coreógrafa Hanya Holm , que comenzó a incorporar los ejercicios en sus clases.

Joseph Pilates escribe y edita dos libros:

  • En 1934 publicó junto al editor Judd Robins “Tu Salud: Un sistema correctivo de ejercicio que revoluciona todo el campo de la Educación Física”, un pequeño librito de apenas sesenta páginas en el que expone su filosofía vital y sus revolucionarias (para la época) teorías sobre salud, higiene y ejercicio físico. El libro está acompañado de fotografías del propio Pilates y de otras personas, que aclaran y refuerzan estas teorías. En el último capítulo incluso propone unos nuevos modelos de sillas y camas, cuyos prototipos construyó él mismo.
  • En 1945 publica su segundo y último libro, junto a William J. Miller y también con Judd Robbins como editor, “Regreso a la vida a través de la Contrología”, un manual en el que, tras una introducción de Miller explicando los fundamentos del método, se muestra, con fotografías del propio Pilates (que por entonces contaba con 65 años de edad), la ejecución de 34 ejercicios básicos.

La fama de Pilates aumenta, así que mucha gente rica y famosa, aunque también de otras clases sociales, comenzó a asistir a su estudio y se convirtió en un personaje conocido pues, a pesar de cuidar su salud, solía ser el rey de las fiestas y era un gran amante del whisky y de fumar puros, como demuestran algunas fotografías. También era habitual verle corriendo por las calles de Manhattan en pleno inverno, vistiendo tan solo un diminuto bañador o haciendo ejercicio en Central Park.

Pilates falleció en octubre de 1967, a los 87 años de edad.

Su esposa Clara se hizo cargo del estudio, hasta su fallecimiento en 1977.

Pero ahora puedes probar la efectividad de su método en muchos lugares. Nosotros, en nuestro centro, te ofrecemos la especialidad del Método Pilates en suelo. Por ello te pedimos que compartas este artículo y que pruebes con nosotros el método. Gracias!

Un saludo,

José Maria Nebot López