CARTA DIRIGIDA A LA INMENSA FAMILIA DE LUZ PARA INVITARLA A REALIZAR ACTIVIDADES FAMILIARES

union familia de luz

Querida familia, vuestra presencia me llena el corazón. Muchas veces quiero contaros algo y ofreceros cosas. Hoy os quiero contar una historia. No es por “casualidad”…

Eso vosotros  ya lo sabéis y se me escapa una sonrisa tan solo por decir: “casualidad”.

El motivo de mi historia es que dentro de muy poco, concretamente, el viernes 20 de octubre; lanzamos en el centro que dirijo, SATEM (www.satemsalut.com), la actividad de “Yoga en Familia”. Solo te pido que estés contigo, con alguien que quieras y con nosotros de 18:00-19:00 horas.  Escucha un momento, pues yo he vivido esta experiencia y también modestamente he practicado diferentes estilos de Yoga, pero por favor, para nada pienses que el “Yoga en Familia” es tan solo Yoga.

Una parte de mi quería deciros que esta actividad no tiene nada que ver con el Yoga, aunque eso no es cierto; porque muchas de las cosas que hacemos en la vida y que ni tan siquiera caemos en la cuenta de relacionarlas con el Yoga, tienen que ver con este.

Aclarado este punto diré que si quisiéramos sacar esa inocencia que está en nuestro interior, por los motivos que sean, una de las actividades que te recomiendo es el “Yoga en Familia”.

Ahora, daré un ejemplo de uno de esos motivos. Llevar a flor de piel la inocencia con la que vinimos al mundo, para relacionarnos desde aquí con lo más importante. Sí, puede que preguntes que es lo más importante. Eso lo sabes tú. Solo te diré a ti que por tu mente paso esta idea y mil pensamientos más. Acaso no quieres callarlos cuando tienes delante a esa persona que sabes que amas. Lo notas, cuántas veces no sabes expresar, ni compartir. Claro que puedes buscar ese espacio.

Crees que yo no lo busco a cada instante. Muchos de los que leen esta historia están pensando que yo en muchas ocasiones voy a si por el mundo, sacando mi niño interior. Y tenéis razón, lo hago hasta en los momentos más inoportunos y aún así deseo realizar estas actividades. Son el espacio propicio. Compartes desde donde ni  tan siquiera ya te juzgas.

Si tuviera que poner niveles, cosa que nunca es adecuada, podría decirte que el peor juicio no es el de lo demás; es el que tú te haces en silencio. Y sabes una cosa, eso de juzgarnos lo educamos en nuestros seres más queridos; pues lo transmitimos sin darnos cuenta con el ejemplo.

Así que he buscado la oportunidad, de educar diferente, y me ha llegado la persona adecuada para crear este espacio. Donde vengas acompañado, no para mostrar, ni traer expectativas de algo, ni pensar que vas a realizar Yoga o que para nada tu acompañante haría esta actividad. Te acuerdas, estábamos en NO JUZGAR. Permítete dejar caer esa letra que “zecea” y vamos a JUGAR. Si te apetece jugar con alguien, este es tu espacio para sentir la Unidad en grupo.

La dinamizadora Yoga Coral te va a guiar a ti y a todos los participantes. Empezamos a llegar como familias. Todas diferentes. Nos reunimos en este espacio, creado para que se inicie la magia. Por qué…  cómo llamas tú al acto de mirarse de cerca, de sentirse.

Ahora todas las familias, diferentes por su idiosincrasia propia, se unen en un objetivo común, relacionarse de forma relajada, reforzando lazos afectivos a través del juego, del contacto y de la creatividad. Es una invitación a JUGAR a hacer Yoga. Claro que mejoraremos la concentración, la memoria, el sentido del equilibrio, la coordinación y la fuerza. Experimentando con los sonidos, el ritmo, el movimiento.

Aunque, pon el oído, lo que más me gusta es que lo pasaremos…

¡Genial! Y sin darnos cuenta habremos trabajado la musculatura, bailado, escuchado música, participado en dinámicas divertidas y soltado el cuerpo. También la mente con sus creencias, bloqueos y vergüenzas. Como adultos dejaremos el estrés y las cargas no tan positivas, que a veces acumulamos en el día a día. La experiencia de este espacio que hemos llamado “Yoga en Familia” es un gran compartir, cada uno consigo mismo y con sus acompañantes y evidentemente con todo el grupo.

Te estoy invitando a que hagas un alto en el camino, pero con los tuyos y con nosotros. Empezando activamente para que sin darte cuenta y poco a poco entremos todos en espacios más relajados de esos que invitan a meditar y que nos permiten crecer; esta vez en familia. Además trabajando con los que más amas las emociones y la autoestima propia, familiar y social.

¡Sabes! Si alguien nos observara desde fuera en un espacio así, pero con el corazón abierto, se llenaría de goce, gratitud…

El Amor se contagia y al poderlo expresar desde una forma no verbal transmite uno de los principales significados del Yoga, el de la Unidad. Recuérdalo.

UNIÓN algo que ver… con el YOGA.

Así que cualquiera al vernos en el espacio de “Yoga en Familia”, solo desearía participar. Porque la verdad, con actividades como ésta, estamos creando una sociedad más pacífica y solidaria.

Gracias por a ver escuchado está pequeña historia de hoy. Un saludo,

José M. Nebot López

Anuncios

Los beneficios de la práctica del Mindfulness en la vida diaria

Acabamos de realizar un Taller de Mindfulness en el centro SATEM. Ha sido un taller eminentemente práctico. Este taller es el primero de una serie de tres sesiones sobre Mindfulness que pretenden integrar las bases de un conocimiento que puede cambiar tu vida y hacia mejor. Esto, además ha sido investigado por la ciencia. Se tienen datos científicos de cómo el Mindfulness te va cambiando por dentro. Ya que se ha observado que realizando su práctica puedes transformar la arquitectura del cerebro y actuar en el sistema parasimpático. Te estoy hablando de aquel sistema corporal implicado directamente en la propia protección del organismo. Por ser capaz de protegernos de la enfermedad, de ayudarnos en el camino de la curación, de reducir el envejecimiento…

La práctica del Mindfulness ha demostrado que es capaz de llevarnos a estados donde se ve aumentada nuestra creatividad y productividad. Aunque eso sí, es una actividad que la tienes que practicar y experimentar. Tenlo claro, de nada te sirve saber su teoría sin llevarla a la práctica. Si lo que quieres es cambiar cualquier aspecto de lo que acontece en tu vida; la práctica del Mindfulness te puede ayudar a ello. No pienses que necesitas mucho tiempo de aplicación; pues los estudios del Dr. Jon Kabat-Zinn han demostrado que 20 minutos al día, durante 5 días a la semana, empiezan a producir mejoras en personas enfermas a los 2 meses de estar realizandolo.

En realidad el Mindfulness, que podríamos traducir por Atención Plena, consiste en unas prácticas muy antiguas que se están conociendo y popularizando ahora. Todo ello debido a que la ciencia las está investigando y probando su efectividad.

Por este motivo podemos encontrar grandes maestros científicos y no tan científicos que puedan acercarnos a este conocimiento. Aunque yo te recomiendo que busques a alguien que te lo muestre de forma práctica y que te motive a que tú puedas incorporar en tu vida diaria, lo aprendido. ¿Cómo sino vas a poder experimentar y sentir sus beneficios? La práctica es lo que te lleva a ello. Profundizar en la teoría siempre podrás.

En nuestro taller comentamos libros que existen sobre el tema y algunos de nosotros mismos habíamos ido a ver un documental, “Camina conmigo”, estrenado hace muy poco. Precisamente es la narración que explica como el maestro zen Thich Nhat Hanh lleva a cabo en su comunidad, instalada en Francia, el proyecto de transformar el sufrimiento humano mediante el “arte del Mindfulness”.

sentarse y respirar

Un ejercicio del maestro Thich Nhat Hanh, seria:

Sentarse y respirar. Algunas personas practican la meditación sentándose durante media hora, cuarenta y cinco minutos o un período de tiempo más largo. Aquí solo te pido que tomes asiento durante dos o tres minutos. Después de eso, si descubres que ese tipo de meditación es demasiado agradable como para parar, puedes seguir tanto como quieras…

Hazlo en un lugar apropiado, por ejemplo, frente a una ventana que dé al exterior. Siéntate en un cojín con las piernas cómodamente cruzadas ante ti y las rodillas descansando en el suelo; se trata de una posición muy estable con tres puntos de apoyo (el asiento en el cojín y las dos rodillas). Firmemente asentado, relajado, puedes permanecer así un rato largo sin que se te entumezcan las piernas. Tal vez quieras probar con cojines de diferente grosor y anchura hasta encontrar el que mejor se ajuste a tu cuerpo. Si así lo deseas, quema una varilla de incienso para propiciar una atmósfera sagrada. Sostén el incienso en las manos con serenidad y concentra todo tu ser en encenderlo y colocarlo en el incensario. Quema el incienso inmerso en la concentración y la plena consciencia. Todo tu ser está ahí, plenamente presente, mientras prendes el incienso. Cuando te sientes, procura que tu espalda y cuello tracen una línea recta, pero no rígida o tensa. Centra tu atención en la respiración mientras fluye primero dentro, y después fuera, de tu vientre y de tu pecho.

Al inspirar, siento que mi aliento se adentra en mi vientre y en mi pecho. Al espirar, siento que mi aliento sale de mi vientre y de mi pecho.

Al inspirar, soy consciente de todo mi cuerpo. Al espirar, sonrío a todo mi cuerpo. Al inspirar, soy consciente de algunos dolores y tensiones en mi cuerpo. Al espirar, libero todos los dolores y tensiones de mi cuerpo. Al inspirar, me siento bien. Al espirar, me siento ligero.

Descrito por el maestro este ejercicio tiene un carácter solemne, algo serio tal vez.

Nosotros, en el taller que dirigió Eli (Yoga Coral), realizamos ejercicios de Atención Plena mediante prestarle observación a la respiración, al caminar y a otras actividades que fácilmente nos hacían disfrutar de cada experiencia, de manera tranquila y feliz . Se nos mostraron conceptos de manera práctica y los pudimos experimentar. Un ejemplo es como nos dimos cuenta de aquella valiosa enseñanza zen que dice:

“La solidez y la libertad son la base de la verdadera felicidad”

Curiosamente nos dimos  cuenta, de este conocimiento y de otros similares, sin ninguna profunda explicación teórica. Nuestra experiencia del momento presente vivido en plenitud a través de divertidos ejercicios realizados en parejas o con todo el grupo, nos hizo que nos mantuviéramos atentos, presentes y disfrutando del ahora.

Así que tengo que recomendarte que no dudes en aprender de forma práctica eso que se conoce como Mindfulness y que puede parecer simple, pero el efecto es grande. Ya que permite centrarnos en el aquí y en el ahora, liberando el pasado y las expectativas y miedos de futuro. En el taller se enseña de forma práctica a habitar aquella actividad realizada con todo nuestro ser. Nuestra mente regresa a nuestro cuerpo y nos encontramos verdaderamente ahí, vivos, en el instante presente. Te invito a experimentarlo, a sentirte vivo otra vez, con presencia, sintiendo que la energía del Mindfulness se halla en nosotros y que nos hace plenamente presentes.

Explicándolo en un artículo, siento que tengo que advertirte de que no ha sido algo de cuyo logro requiera un esfuerzo. La experiencia de practicar la Atención Plena y los ejercicios de Mindfulness  recomendados; ha mostrado que se trata, más bien, de una cualidad de ser que forma parte de nosotros mismos y surge de manera natural, cuando se lo permitimos. Lo único que necesitamos para ello es recordarlo de vez en cuando y dejar que pase a un primer plano.

Espero que pronto decidas probar esta experiencia. Mientras tanto… Un saludo,

                                                                                           José M. Nebot López

 

Generar Autoestima con Amor Incondicional está asociado a Relaciones Saludables

la tierra cogida por manos

Los días pasan rápido, el movimiento terrestre parece acelerarse por momentos y los propósitos son atropellados en la velocidad de un tiempo que sugiere condicionar la vida de todo ser humano. Frenemos este mundo, detengámonos unos momentos, hagamos aquello que siempre a pesar de desearlo; lo posponemos. Tal vez, porque creemos vivir a merced de las contingencias. Entonces, vienen a nosotros esas sensaciones de impotencia y confusión. Incluso realizamos conductas autodestructivas, alejándonos del bienestar que se produce con la Autoestima.

Ha surgido una bonita palabra, Autoestima. Podéis buscar su significado o sentir que significa para vosotros, pero desde luego algo tiene que ver con amarse a uno mismo. Curioso, ya ha salido el Amor. Esta palabra sí que requiere de un tratado. Aunque, el aspecto más importante de la misma es que forma parte de esas capacidades que nos permiten relacionarnos en sociedad. Sí; el afecto, el deseo de compartir, la empatía, la gestión de la agresividad y el desarrollo de la capacidad de amar es lo que nos permite crear Relaciones Saludables. Cabe destacar que todos estos sistemas que nos permiten formar y mantener relaciones se desarrollan, sobre todo, durante la primera infancia.

Por estos motivos es importante crear, en nuestras relaciones, un espacio que aunque permita el análisis; esté exento del juicio y la crítica. Permitiendo, así, el surgimiento de Relaciones Saludables. Sobre todo si esa relación la estamos estableciendo con seres de corta edad. Debemos permitir que los jóvenes, incluso los más pequeños se expresen según su creatividad y su propio temperamento o maneras de ser. Teniendo en cuenta que estas expresiones creativas, desde cada una de las personas con las que nos relacionamos, de características concretas enriquecen nuestro mundo social. Como regla básica debemos no querer cambiar a nadie. Nuestro sentido común debe guiarnos a pensar que sólo podemos cambiarnos a nosotros mismos. Aquí es dónde surge un tipo de amor y que preferiblemente no debería tener condiciones. Ya que creo que este Amor, tal vez, Incondicional debe estar basado en el respeto de lo que el otro es y también en el respeto de lo cada uno siente que es.  En nuestra vida social todos deberían ocupar el lugar encontrado de forma natural; gracias al adecuado crecimiento emocional propio de la edad, a la combinación equilibrada del temperamento, al lógico desarrollo de las necesidades afectivas y físicas.

El Dr. Erich Fromm en 1956 publicó un libro, “El arte de amar”, en él expresa la idea de que el principal conflicto humano proviene del roce entre el individuo y las demás personas. Todo ello parte de una aparente contradicción: los humanos queremos ser libres en un mundo en el que convivimos con los demás y a la vez queremos trazar lazos afectivos con nuestros semejantes. Podríamos decir que una parte de nosotros está hecha para estar en unión con los demás, pero por nuestra propia naturaleza de seres con un cuerpo distinto al de los demás, nos vemos separados e incluso aislados. Ello ocasiona un conflicto que debe ser más que observado. El libro del Dr. Fromm se dirige a un único proyecto: desarrollar amor hacia la vida en sí misma. Así aborda el conflicto, mostrando cómo desarrollar la capacidad de amar. Un individuo capaz de amar a los demás, tendrá también la actitud de amor a sí mismo; ya que el amor es conjuntivo. Amarse a sí mismo se aleja del egoísmo, en realidad es su opuesto. El individuo egoísta no se ama demasiado, refleja un desamor, tiene un vacío, una frustración, se siente necesariamente infeliz y tiene una preocupación ansiosa por arrancar a la vida las satisfacciones que él se impide obtener.

Seguramente, toda esta sensación de desamor viene manifestada por la falta de poderlo comunicar o expresar de una manera que le llegue al resto de los semejantes. Muchas veces no podemos interpretar las expresiones de amor de aquellas personas que nos rodean, pero ellos también tienen el mismo problema. Otro doctor, el Dr. Chapman ha estudiado cinco maneras básicas en las que las personas expresan y reciben amor. Él afirma que en la medida que la persona crece se hace más evidente que cada cual responde con más facilidad y más profundidad a uno de los cinco lenguajes del amor. Estos son:

  • El contacto físico
  • Compartir tiempo de calidad
  • Hacer regalos
  • Los actos de servicio
  • Las palabras

Sé que tendremos que hablar de estos lenguajes. Lo haré en un próximo artículo. Aunque podrías buscar este libro:

CHAPMAN, G., y CAMPELL, R., Los cinco lenguajes del amor de los niños, Unilit, 2013.

Ahora volvamos a nuestro tema. Hay una pregunta que viene a mi mente cuando leo el título de este artículo. Y es: ¿El Amor Incondicional puede generar Autoestima?

La hago porque observo una sociedad con personas de baja autoestima. Nuestra sociedad, por norma general, potencia un tipo de amor condicional; a creado un sistema de aprendizaje que para conseguir un comportamiento determinado  entrena mediante regalos, recompensas y privilegios. La propia valía y la de nuestros semejantes queda determinada por la dependencia de nuestros juicios. Así, todas las personas, desde la más tierna edad hasta la madurez cuando no consiguen, o no quieran cumplir las expectativas se sentirán incompetentes e indignas de ser amadas. Sólo el Amor Incondicional puede impedir que quedemos inmersos en una serie de sensaciones poco saludables; cada vez que no hemos rendido aquella expectativa o no hemos logrado la aprobación del otro e incluso nuestra propia aprobación. Entre estas sensaciones poco saludable puedo mencionar la sensación de no ser querido, del miedo, de la ansiedad, de la inseguridad y del sentido de culpabilidad. Cualquiera de estas sensaciones, sin duda, se puede apoderar de cada uno de nosotros en particular.

Por esto es por lo que se debería profundizarse en la utilidad certera y sincera del Amor, con mayúsculas. Pues, me refiero a un Amor vivido incondicionalmente.  Es aquel Amor que se da porque hay una aceptación plena y sin juicio. Para que me entiendas, intenta sentir esto: ¿Qué prefieres una aceptación plena; por aquello que eres tú o por aquello que haces? No sé cual será tú respuesta. En cambio, sí sé, que hay personas con la marcada idea de que el Amor Incondicional es una utopía. A ti, y sobre todo a ellas, dirigiré la pregunta siguiente: ¿Has sentido un Amor hacia alguien por quien es en realidad, al margen de sus actos y acciones? Porque un Amor así es al que me estoy refiriendo, como Amor Incondicional.

Llegados a este punto, y con este tema en el tapete, sólo me queda poder comentar un par de cosas: la comunicación del amor y lo que son las Relaciones Saludables.

La comunicación del amor lo dejaré para otro artículo y sobre las Relaciones Saludables os anuncio que intento rodearme y traer al centro SATEM aquellas personas que pueden comunicar de forma grupal su manera de vivir la vida; en definitiva la manera que ellos han encontrado de relacionarse de forma sana con este Mundo nuestro, en el que…

“Los días pasan rápido, el movimiento terrestre parece acelerarse por momentos y los propósitos son atropellados en la velocidad de un tiempo que sugiere condicionar la vida de todo ser humano”.

Huy! Así empezó este artículo y quise hacer una llamada para que le pusieras freno, tal vez a tu mente o tus pensamientos. Desee acompañarte a ello: “Frenemos este mundo, detengámonos unos momentos, hagamos aquello que siempre a pesar de desearlo; lo posponemos”.

Ahora te pido que entres y mires con cariño los enlaces que pongo seguidamente. Pues lo que encuentres en ellos puede ayudarnos a cambiar la mirada. Próximamente junto a personas entrañables; iniciamos encuentros de grupo y talleres que pueden aportarnos eso de lo que hablamos. Los más cercanos son estos:

– Iniciamos el jueves 14/09/2017: Grupo de Estudio UCDM

https://www.facebook.com/events/515084135496333/

– Para el viernes 22/09/2017: Taller de Mindfulness

https://www.facebook.com/events/1896669090582887/

– En domingo 15/10/2017: Relaciones Saludables

https://www.facebook.com/events/1540237552701588/

Gracias por a ver leído este artículo, si te apetece, puedes comentarlo yo responderé con mimo, en la medida de lo que pueda, cada comentario. Desde el cariño te digo:

Hasta pronto,

José M. Nebot López

La cara más visible de:

http://satemsalut.com

 

¿Qué me dice una charla sobre el libro: Un Curso de Milagros?

ArticuloUCDM

El viernes 27 de mayo de 2016, se efectuó una charla en el centro SATEM. Para lo cual se organizó un evento, a través de la red social de facebook, con el título de “Grupo de estudio del libro: Un Curso de Milagros”.

El tema a tratar, obviamente, tenía relación con el libro, publicado por “Fundation for Inner Peace” (Fundación para la Paz Interior), UN CURSO DE MILAGROS (UCDM).

Me sorprendió el interés que desató el evento y descubrir que bastantes personas tienen el libro, aunque no lo trabajen.

Sé que mencionar  “milagro” y descubrir la terminología que emplea el libro crea una reticencia. Te resistes a realizar un acercamiento a estos temas.

Yo mismo, hacía unos años que había sentido gente que realizaba conferencias de las enseñanzas de este libro. Pero, no quería saber nada del tema. Tal vez, porque en mi adolescencia y debido a los problemas familiares que estábamos atravesando había realizado una búsqueda espiritual. Por aquel entonces, probé varias religiones. Mi búsqueda era externa. No me aportó, en aquel momento, las respuestas que yo buscaba. Así, después de aquello, cualquier cosa que me pareciera religiosa la apartaba de mí. Ahora, comprendo que la espiritualidad es algo interno en nosotros.

De un tiempo a esta parte me ha gustado una cita, donde Pierre Teilhard de Chardin, dice así:

“No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana.”

Hace algún tiempo; cuando mi experiencia humana me había parecido el sufrimiento de un calvario, el llegar a un desbordamiento, el entrar a un pozo sin fondo y algo insoportable. Entonces, como última alternativa, decido retomar una búsqueda que volviese a dar sentido a mi vida.

Una apreciada amiga, la cual conservaré en el anonimato aunque no me importaría mencionar su nombre, me prestó el libro UCDM. Luego me prestó dos más. Ellos se han basado en éste. Yo compré algún otro. Lo cierto es que hay varios libros y muchos conferenciantes que basan sus enseñanzas, en parte, por lo que han aprendido tras realizar el trabajo de UCDM.

Me he decidido, quería saber más, he buscado a varias personas que facilitan estas enseñanzas y las he seguido. Porque la verdad, al principio de tener el libro en tu poder, cuesta leerlo y seguirlo para trabajarlo. Aunque, no es su dificultad o sus enseñanzas lo que nos frena el avance. Son nuestras propias creencias y reticencias lo que nos frena en esta realización.

Algunas de estas personas, facilitadoras de estas enseñanzas, pueden haber encontrado otra manera de expresar los términos que se nos resisten. Tal vez, en un intento de conseguir que sigamos adelante en nuestro camino de despertar. Como dice el libro UCDM:

“Es un curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario”

Pienso que no se refiere a que tengas que hacer este curso. Pero, con seguridad, tienes que aprender sus enseñanzas. Aunque el momento y la manera de recibirlas quedan en tu propia decisión.

Yo mismo empecé con otro libro “El paradigma del corazón” de Silvia Gelices y Xavier Caparrós. En su prólogo Joaquim Vall comenta:

“¿Qué quise decir con <Dios está dentro de nosotros>? Nada que tuviera que ver con la Biblia, la religión o la fe. Me refería a cómo cada uno de nosotros es, muchas veces sin saberlo, un hacedor.

Todos y cada uno de nosotros nos hacemos a partir de nuestros pensamientos, de nuestras creencias (a veces funcionales y a menudo irracionales y limitantes). Nos construimos a partir de un manual de instrucciones que consideramos axiomáticamente cierto, pero que en realidad es falaz y subjetivo, y acabamos siendo una mera caricatura de aquello que hubiéramos podido llegar a ser. y lo peor: terminamos por vivir imposturas que de manera inexorable nos conducen a la infelicidad.”

Ciertamente, si te das cuenta de esa infelicidad. Entonces quieres cambiarla. Por lo menos mejorarla. Y como no sabes cómo. Pides que llegue a ti una cosa así; parecida al libro del que hablamos. Y cuando lo tienes entre tus manos es fácil dejarlo arrinconado o tal vez a la vista. Pero, en definitiva, sin capacidad de tomarlo, leerlo, estudiarlo y aplicarlo. Te frenan tus reticencias y te excusas tal vez por el lenguaje empleado o tal vez en otros cientos de motivos.

La verdad es que esa cuestión no debe preocuparte. Podría mencionarte a una persona muy próxima geográficamente, Enric Corbera. Puedes pensar que lo mencionó porque cualquier día lo puedes encontrar en la calle, ni mucho menos; su apretada agenda lo va a impedir. Él es escritor y facilitador, por no decir maestro, de estos temas y de cómo tratar la enfermedad para recuperar la salud con un enfoque que viene marcado entre otras perspectivas desde las enseñanzas de UCDM. También imparte conferencias internacionalmente. Sin embargo, Enric ha comentado las cosas que al principio le eran incómodas del libro UCDM. En su libro, “Curación a través de Un curso de milagros”, escribe:

“Había algo que me molestaba, y me molestaba bastante: era precisamente el nombre de este libro. Es más, cuando empecé a enseñarlo lo llamaba <Curso para el autoconocimiento>.  Eso duró poco; un año más tarde ya lo llamaba <Taller sobre Un curso de milagros>.”

También, podemos hablar de la norte americana, Marianne Williamson, conferenciante y escritora reconocida internacionalmente por ser una de las figuras femeninas clave en el desarrollo personal. Ella ha escrito muchos libros, ha impartido cursos, charlas y durante mucho tiempo, en los Ángeles, ha impartido una conferencia, cada lunes, acerca de UCDM. El libro le llegó a sus veintitantos años, cuando se encontraba en una confusión total. Ella sentía morirse por dentro, pero era incapaz de hablar de ello. Un día de 1977, en Nueva York, pudo echar un vistazo al libro UCDM. Al darse cuenta que la terminología era cristiana se puso nerviosa y volvió a dejar el libro sobre la mesa. Fue necesario un año más. Sí, un año más de sufrimiento. Entonces, estuvo lista. Aunque tan deprimida que ni siquiera se fijó en el lenguaje. Ella en su libro, “Volver al Amor. Basado en los principios de Un curso de milagros.”, nos explica lo que esa segunda vez sintió:

 “Esa vez supe inmediatamente que el Curso tenía algo muy importante que enseñarme. Usaba los términos cristianos tradicionales, pero en sentidos decididamente no tradicionales, no religiosos. Me impresionó, como le ocurre a la mayoría de la gente, la profunda autoridad de su voz. Me respondía preguntas que yo había empezado a considerar sin respuesta. Hablaba de Dios en una brillante terminología psicológica, poniendo a prueba mi inteligencia sin insultarla jamás. Suena un poco a frase hecha lo que voy a decir, pero me sentí como si hubiera llegado a buen puerto…

Para mí, Un curso de milagros no fue simplemente una lectura más. Fue mi maestro personal, mi senda de salida del infierno. Cuando empecé a leerlo y hacer los ejercicios que proponía, sentí casi inmediatamente que dentro de mí se producían cambios positivos. Me sentía feliz. Sentía que empezaba a calmarme. Comencé a entenderme a mí misma, a tener algún atisbo de por qué mis relaciones habían sido tan dolorosas, por qué nunca podía continuar con nada, por qué aborrecía mi cuerpo. Y, lo más importante, comencé a tener cierta sensación de que podría cambiar. Al estudiar el Curso se desataron en mi interior enormes cantidades de energía y esperanza, de una energía que día tras día se había ido volviendo más y más autodestructiva.”

Ciertamente, yo también he experimentado que nuestras energías autodestructivas se transforman y pueden desatarse; permitiéndonos dirigirnos, ahora, hacía buen puerto. Aunque en realidad, como dijo Fernando Martínez en  la charla del pasado viernes, UCDM dura toda una vida.

Fernando hablaba de UCDM con un ejemplar del libro entre sus manos. Un libro ya viejo, donde las letras doradas de la portada apenas se apreciaban, donde las marcas asomaban para mostrar las páginas que podían ser interesantes y donde las palabras subrayadas de diferentes maneras eran más de las que quedaban sin subrayar. Comentó algo sobre su relación con el libro. Y ese comentario un tanto asombroso, pero motivador al mismo tiempo, es el que te anima a seguir realizando tu propia incursión en UCDM.

Una incursión que se puede hacer tediosa, imposible y al mismo tiempo intensa, inevitable. Fernando facilita el Curso con sus encuentros, porque nos explica su propia experiencia. Y de manera práctica nos da las herramientas para trabajar las ideas difíciles que nos pide aplicar el Curso.

En los encuentros se realizarán las aclaraciones prácticas de los 31 capítulos del libro de TEXTO que está incluido en UCDM (El libro de UCDM de las ediciones en un solo volumen constan de tres libros: Texto, Libro de ejercicios y Manual para el maestro).

Con estas aclaraciones trabajaremos el desapego y la aceptación con uno mismo; porque todo es un reflejo de nuestra mente. De tal manera que las situaciones de la vida, interpretadas en nuestra mente como nos mencionó Fernando, pueden causarnos un impacto emocional que puede manifestarse en enfermedad.

Este tema despertó mucho interés entre los asistentes. Por ello, hablamos de Biodescodificación y de Bioneuroemoción. Terapias que Juanjo Valero, conferenciante de UCDM y especialista en Bioneuroemoción, aplica precisamente en nuestro centro.

Curiosamente Juanjo y Fernando, sin conocerse, se van siguiendo respetuosamente; apareciendo en los mismos lugares, en diferentes momentos, para efectuar sus respectivas charlas.

Ahora Fernando tiene prevista una gira por Latinoamérica. Nosotros antes de su partida podemos aprovechar sus encuentros en SATEM los viernes de 19:00 a 21:00. Así crearemos un grupo de estudio que pueda trabajar de manera práctica este libro.

Gracias por tu interés.

Esperamos que formes parte de este grupo.

Un saludo,

José Maria Nebot López, responsable del equipo humano de SATEM

EL DEPORTE, LA SOLIDARIDAD Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA SE DAN LA MANO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mi familia y yo durante la “Mitja Marató Ciutat de Terrassa” en el año 2009

Ayer domingo, en Terrassa, gracias a la decimoséptima edición de la “Mitja Marató Ciutat de Terrassa” el deporte, la solidaridad y la participación ciudadana se dan la mano. En nuestro recuerdo quedan aquellos años que SATEM se implicaba en la prueba, al máximo.

Primero empezamos a colaborar, con la organización de la “Associació Esportiva Mitja Marató de Terrassa (AEMMT)”, aportando fisioterapeutas y masajistas voluntarios. Pero finalmente, llegamos a formar parte de los patrocinadores de la prueba.

Detrás de cada acto hay una historia y la mía era la de llevar tras de mí a mi familia; pero también al grupo de personas que me seguían en esa aventura, en esa experiencia de vivir de cerca un acto deportivo, participativo y solidario.

Recuerdo que al ser patrocinador se me invito a actos, cenas y se me dieron obsequios conmemorativos, como muestra la foto que tengo. En ella podemos ver a mi derecha al presidente  de la AEMMT, David Otero. Y al otro lado de mí, al Sr. Pere Navarro que por aquel entonces era el alcalde de la ciudad.

acto de patrocinador
David Otero, José Mª Nebot y Pere Navarro

Todo aquello de los actos rimbombantes, de las cenas ostentosas, suntuosas y pomposas que se hacían para patrocinadores y autoridades significativas de la ciudad; no acababa de darme el peso. Las fiestas formales podían tener su encanto. Pero yo, acababa pensando que todo aquello sobraba. Me faltaba aquella gente a la que yo les había pedido su colaboración en el día de la carrera. Ellos colaboraban desinteresadamente. Como todavía siguen colaborando los voluntarios de todos los eventos.

Me gusta la coherencia de esa filosofía participativa, la sencillez de llegar a todo el público y estar en el meollo de la prueba.

Ese espíritu queda más patente en la pequeña prueba de cinco kilómetros que paralelamente a la media maratón de Terrassa se realiza desde 2006. Los cinco kilómetros de la “Cursa Santi Centelles” tienen un carácter de Memorial. Recuerdan a una persona que fue víctima en 2005 del desenlace fatídico de una grave enfermedad. Santi Centelles estuvo muy vinculado a la organización de la “Mitja Marató Ciutat de Terrassa”. También era una persona comprometida con nuestra ciudad. Él era uno de los máximos responsables de la Asociación de Vecinos de Vallparadís. Esta asociación es la impulsora de la tradicional butifarrada que disfrutan los participantes del acontecimiento.

Son estos cinco kilómetros los que han permitido abrir el abanico de participación. El evento atlético de Terrassa, con lo que respecta a participación, no ha dejado de crecer desde 2006. La Cursa Santi Centelles a conseguido acercar más este acontecimiento deportivo a la ciudad, logrando una gran participación de atletas locales. Ya que no hace distinciones en la edad, el género, ni la clase social. Convirtiéndose, este evento atlético, en una fiesta familiar. En la cual podemos ver la participación de atletas muy jóvenes al lado de sus progenitores y progenitoras. Ya que las mujeres también se han sumado, en gran número, a participar en el acto deportivo popular.

Ahora la jornada deportiva transciende su carácter de competición y se convierte en un acto social, cultural y solidario. Todo el circuito está invadido por la explosión emocional de vivir esta experiencia.

Por eso me gusta cuando uno está en el meollo de la prueba. Y por eso, al grupo de voluntarios que yo mismo había reclutado para colaborar en el día de la carrera, los llevaba a realizar una labor concreta y específica que les podía sumergir e integrar en el fondo de la experiencia de vivir aquellos momentos.

Teníamos nuestro chiringuito de campaña. Donde podíamos observar, participar y compartir lo que de verdad nos llenaba. Nuestra labor era hacer lo que mejor sabiamos hacer, atender a los verdaderos protagonistas del acto deportivo. Porque en un acto deportivo ciudadano los protagonistas son los participantes de la prueba. Aquellos personas que se convierten en atletas anónimos que mediante su esfuerzo personal, tal como ayer ha estado pasando en Terrassa, recorren las calles de la ciudad con un objetivo común motivado por múltiples ilusiones y sueños. Nosotros al final del evento escuchábamos esos sueños, esos objetivos,  esos logros, esas ilusiones…

Tal vez alcanzadas, tal vez no conseguidas.

Mientras escuchábamos a esas personas, también tocábamos sus cuerpos cansados por el esfuerzo.

Nuestro objetivo: Relajar, descargar, desfatigar el músculo y desintoxicarlo al favorecer el riego sanguíneo. Para ello nuestras manos aplicaban un masaje favorecedor de la circulación de retorno y la reabsorción de líquidos tisulares entre células.

sandra
Participación voluntaria “Mitja Marató Ciutat de Terrassa” en el año 2007

Aquellas personas iniciaban la recuperación de los factores intrínsecos musculares de elasticidad y contracción. Sus rostros cambiaban de expresión, sus miradas se relajaban y nos expresaban su agradecimiento.

El objetivo estaba cumplido, nuestra labor estaba realizada y entre nosotros la complicidad de aquel momento nos llenaba. Habíamos vivido la experiencia de participar y formar parte de aquella mañana de un domingo cargado de emociones y sentimientos compartidos. Podiamos sentir como el deporte, la solidaridad y la participación ciudadana se dan la mano.

José Mª Nebot López