CARTA DIRIGIDA A LA INMENSA FAMILIA DE LUZ PARA INVITARLA A REALIZAR ACTIVIDADES FAMILIARES

union familia de luz

Querida familia, vuestra presencia me llena el corazón. Muchas veces quiero contaros algo y ofreceros cosas. Hoy os quiero contar una historia. No es por “casualidad”…

Eso vosotros  ya lo sabéis y se me escapa una sonrisa tan solo por decir: “casualidad”.

El motivo de mi historia es que dentro de muy poco, concretamente, el viernes 20 de octubre; lanzamos en el centro que dirijo, SATEM (www.satemsalut.com), la actividad de “Yoga en Familia”. Solo te pido que estés contigo, con alguien que quieras y con nosotros de 18:00-19:00 horas.  Escucha un momento, pues yo he vivido esta experiencia y también modestamente he practicado diferentes estilos de Yoga, pero por favor, para nada pienses que el “Yoga en Familia” es tan solo Yoga.

Una parte de mi quería deciros que esta actividad no tiene nada que ver con el Yoga, aunque eso no es cierto; porque muchas de las cosas que hacemos en la vida y que ni tan siquiera caemos en la cuenta de relacionarlas con el Yoga, tienen que ver con este.

Aclarado este punto diré que si quisiéramos sacar esa inocencia que está en nuestro interior, por los motivos que sean, una de las actividades que te recomiendo es el “Yoga en Familia”.

Ahora, daré un ejemplo de uno de esos motivos. Llevar a flor de piel la inocencia con la que vinimos al mundo, para relacionarnos desde aquí con lo más importante. Sí, puede que preguntes que es lo más importante. Eso lo sabes tú. Solo te diré a ti que por tu mente paso esta idea y mil pensamientos más. Acaso no quieres callarlos cuando tienes delante a esa persona que sabes que amas. Lo notas, cuántas veces no sabes expresar, ni compartir. Claro que puedes buscar ese espacio.

Crees que yo no lo busco a cada instante. Muchos de los que leen esta historia están pensando que yo en muchas ocasiones voy a si por el mundo, sacando mi niño interior. Y tenéis razón, lo hago hasta en los momentos más inoportunos y aún así deseo realizar estas actividades. Son el espacio propicio. Compartes desde donde ni  tan siquiera ya te juzgas.

Si tuviera que poner niveles, cosa que nunca es adecuada, podría decirte que el peor juicio no es el de lo demás; es el que tú te haces en silencio. Y sabes una cosa, eso de juzgarnos lo educamos en nuestros seres más queridos; pues lo transmitimos sin darnos cuenta con el ejemplo.

Así que he buscado la oportunidad, de educar diferente, y me ha llegado la persona adecuada para crear este espacio. Donde vengas acompañado, no para mostrar, ni traer expectativas de algo, ni pensar que vas a realizar Yoga o que para nada tu acompañante haría esta actividad. Te acuerdas, estábamos en NO JUZGAR. Permítete dejar caer esa letra que “zecea” y vamos a JUGAR. Si te apetece jugar con alguien, este es tu espacio para sentir la Unidad en grupo.

La dinamizadora Yoga Coral te va a guiar a ti y a todos los participantes. Empezamos a llegar como familias. Todas diferentes. Nos reunimos en este espacio, creado para que se inicie la magia. Por qué…  cómo llamas tú al acto de mirarse de cerca, de sentirse.

Ahora todas las familias, diferentes por su idiosincrasia propia, se unen en un objetivo común, relacionarse de forma relajada, reforzando lazos afectivos a través del juego, del contacto y de la creatividad. Es una invitación a JUGAR a hacer Yoga. Claro que mejoraremos la concentración, la memoria, el sentido del equilibrio, la coordinación y la fuerza. Experimentando con los sonidos, el ritmo, el movimiento.

Aunque, pon el oído, lo que más me gusta es que lo pasaremos…

¡Genial! Y sin darnos cuenta habremos trabajado la musculatura, bailado, escuchado música, participado en dinámicas divertidas y soltado el cuerpo. También la mente con sus creencias, bloqueos y vergüenzas. Como adultos dejaremos el estrés y las cargas no tan positivas, que a veces acumulamos en el día a día. La experiencia de este espacio que hemos llamado “Yoga en Familia” es un gran compartir, cada uno consigo mismo y con sus acompañantes y evidentemente con todo el grupo.

Te estoy invitando a que hagas un alto en el camino, pero con los tuyos y con nosotros. Empezando activamente para que sin darte cuenta y poco a poco entremos todos en espacios más relajados de esos que invitan a meditar y que nos permiten crecer; esta vez en familia. Además trabajando con los que más amas las emociones y la autoestima propia, familiar y social.

¡Sabes! Si alguien nos observara desde fuera en un espacio así, pero con el corazón abierto, se llenaría de goce, gratitud…

El Amor se contagia y al poderlo expresar desde una forma no verbal transmite uno de los principales significados del Yoga, el de la Unidad. Recuérdalo.

UNIÓN algo que ver… con el YOGA.

Así que cualquiera al vernos en el espacio de “Yoga en Familia”, solo desearía participar. Porque la verdad, con actividades como ésta, estamos creando una sociedad más pacífica y solidaria.

Gracias por a ver escuchado está pequeña historia de hoy. Un saludo,

José M. Nebot López

Anuncios

Los beneficios de la práctica del Mindfulness en la vida diaria

Acabamos de realizar un Taller de Mindfulness en el centro SATEM. Ha sido un taller eminentemente práctico. Este taller es el primero de una serie de tres sesiones sobre Mindfulness que pretenden integrar las bases de un conocimiento que puede cambiar tu vida y hacia mejor. Esto, además ha sido investigado por la ciencia. Se tienen datos científicos de cómo el Mindfulness te va cambiando por dentro. Ya que se ha observado que realizando su práctica puedes transformar la arquitectura del cerebro y actuar en el sistema parasimpático. Te estoy hablando de aquel sistema corporal implicado directamente en la propia protección del organismo. Por ser capaz de protegernos de la enfermedad, de ayudarnos en el camino de la curación, de reducir el envejecimiento…

La práctica del Mindfulness ha demostrado que es capaz de llevarnos a estados donde se ve aumentada nuestra creatividad y productividad. Aunque eso sí, es una actividad que la tienes que practicar y experimentar. Tenlo claro, de nada te sirve saber su teoría sin llevarla a la práctica. Si lo que quieres es cambiar cualquier aspecto de lo que acontece en tu vida; la práctica del Mindfulness te puede ayudar a ello. No pienses que necesitas mucho tiempo de aplicación; pues los estudios del Dr. Jon Kabat-Zinn han demostrado que 20 minutos al día, durante 5 días a la semana, empiezan a producir mejoras en personas enfermas a los 2 meses de estar realizandolo.

En realidad el Mindfulness, que podríamos traducir por Atención Plena, consiste en unas prácticas muy antiguas que se están conociendo y popularizando ahora. Todo ello debido a que la ciencia las está investigando y probando su efectividad.

Por este motivo podemos encontrar grandes maestros científicos y no tan científicos que puedan acercarnos a este conocimiento. Aunque yo te recomiendo que busques a alguien que te lo muestre de forma práctica y que te motive a que tú puedas incorporar en tu vida diaria, lo aprendido. ¿Cómo sino vas a poder experimentar y sentir sus beneficios? La práctica es lo que te lleva a ello. Profundizar en la teoría siempre podrás.

En nuestro taller comentamos libros que existen sobre el tema y algunos de nosotros mismos habíamos ido a ver un documental, “Camina conmigo”, estrenado hace muy poco. Precisamente es la narración que explica como el maestro zen Thich Nhat Hanh lleva a cabo en su comunidad, instalada en Francia, el proyecto de transformar el sufrimiento humano mediante el “arte del Mindfulness”.

sentarse y respirar

Un ejercicio del maestro Thich Nhat Hanh, seria:

Sentarse y respirar. Algunas personas practican la meditación sentándose durante media hora, cuarenta y cinco minutos o un período de tiempo más largo. Aquí solo te pido que tomes asiento durante dos o tres minutos. Después de eso, si descubres que ese tipo de meditación es demasiado agradable como para parar, puedes seguir tanto como quieras…

Hazlo en un lugar apropiado, por ejemplo, frente a una ventana que dé al exterior. Siéntate en un cojín con las piernas cómodamente cruzadas ante ti y las rodillas descansando en el suelo; se trata de una posición muy estable con tres puntos de apoyo (el asiento en el cojín y las dos rodillas). Firmemente asentado, relajado, puedes permanecer así un rato largo sin que se te entumezcan las piernas. Tal vez quieras probar con cojines de diferente grosor y anchura hasta encontrar el que mejor se ajuste a tu cuerpo. Si así lo deseas, quema una varilla de incienso para propiciar una atmósfera sagrada. Sostén el incienso en las manos con serenidad y concentra todo tu ser en encenderlo y colocarlo en el incensario. Quema el incienso inmerso en la concentración y la plena consciencia. Todo tu ser está ahí, plenamente presente, mientras prendes el incienso. Cuando te sientes, procura que tu espalda y cuello tracen una línea recta, pero no rígida o tensa. Centra tu atención en la respiración mientras fluye primero dentro, y después fuera, de tu vientre y de tu pecho.

Al inspirar, siento que mi aliento se adentra en mi vientre y en mi pecho. Al espirar, siento que mi aliento sale de mi vientre y de mi pecho.

Al inspirar, soy consciente de todo mi cuerpo. Al espirar, sonrío a todo mi cuerpo. Al inspirar, soy consciente de algunos dolores y tensiones en mi cuerpo. Al espirar, libero todos los dolores y tensiones de mi cuerpo. Al inspirar, me siento bien. Al espirar, me siento ligero.

Descrito por el maestro este ejercicio tiene un carácter solemne, algo serio tal vez.

Nosotros, en el taller que dirigió Eli (Yoga Coral), realizamos ejercicios de Atención Plena mediante prestarle observación a la respiración, al caminar y a otras actividades que fácilmente nos hacían disfrutar de cada experiencia, de manera tranquila y feliz . Se nos mostraron conceptos de manera práctica y los pudimos experimentar. Un ejemplo es como nos dimos cuenta de aquella valiosa enseñanza zen que dice:

“La solidez y la libertad son la base de la verdadera felicidad”

Curiosamente nos dimos  cuenta, de este conocimiento y de otros similares, sin ninguna profunda explicación teórica. Nuestra experiencia del momento presente vivido en plenitud a través de divertidos ejercicios realizados en parejas o con todo el grupo, nos hizo que nos mantuviéramos atentos, presentes y disfrutando del ahora.

Así que tengo que recomendarte que no dudes en aprender de forma práctica eso que se conoce como Mindfulness y que puede parecer simple, pero el efecto es grande. Ya que permite centrarnos en el aquí y en el ahora, liberando el pasado y las expectativas y miedos de futuro. En el taller se enseña de forma práctica a habitar aquella actividad realizada con todo nuestro ser. Nuestra mente regresa a nuestro cuerpo y nos encontramos verdaderamente ahí, vivos, en el instante presente. Te invito a experimentarlo, a sentirte vivo otra vez, con presencia, sintiendo que la energía del Mindfulness se halla en nosotros y que nos hace plenamente presentes.

Explicándolo en un artículo, siento que tengo que advertirte de que no ha sido algo de cuyo logro requiera un esfuerzo. La experiencia de practicar la Atención Plena y los ejercicios de Mindfulness  recomendados; ha mostrado que se trata, más bien, de una cualidad de ser que forma parte de nosotros mismos y surge de manera natural, cuando se lo permitimos. Lo único que necesitamos para ello es recordarlo de vez en cuando y dejar que pase a un primer plano.

Espero que pronto decidas probar esta experiencia. Mientras tanto… Un saludo,

                                                                                           José M. Nebot López

 

CINCO MANERAS BÁSICAS DE EXPRESAR EL AMOR

Entender como el ser humano comunica sus sentimientos y más concretamente expresa su amor es primordial para las relaciones. Un gran estudioso del tema, el Dr. Chapman, ha escrito varios libros sobre esta cuestión. Él ha estudiado cinco maneras básicas en las que las personas expresan y reciben amor. Él afirma que en la medida que la persona crece se hace más evidente que cada cual responde con más facilidad y más profundidad a uno de los cinco lenguajes del amor. Estos son:

  • El contacto físico
  • Compartir tiempo de calidad
  • Hacer regalos
  • Los actos de servicio
  • Las palabras

ARTÍCULO

Lo había yo mencionado antes, en el artículo titulado:

Generar Autoestima con Amor Incondicional está asociado a Relaciones Saludables

Ahora simplemente quiero ampliar el tema. Pienso que va ha ser muy adecuado conocer aunque sea brevemente estas maneras básicas de comunicar el amor. Porque ello nos va a permitir crear y mantener Relaciones Saludables. Cabe destacar que debemos estar atentos, ya que las personas utilizan una o dos maneras para comunicar el amor. Entonces, comunicarnos inadecuadamente puede herir o como mínimo crear problemas de comunicación emocional.

Gary Chapman hace hincapié en el contacto físico como una de las formas más directas de comunicar. Aunque ciertamente, algunas personas evitan el contacto o lo convierten en algo utilitario. A veces tratamos a nuestro cuerpo como la barrera que nos protege de los demás. Comunicar y recibir cariño, amor y afecto a través del contacto es sencillo, ya que no requiere palabras. Saltando así el problema de no conseguir expresarnos de forma adecuada o de no haber dicho algo a su debido tiempo.

Un abrazo, una palmada en la espalda, un apretón sincero con la mano, una caricia, una mirada… se convierten en la ayuda reconfortante y transmiten nuestro afecto instantáneamente.

Compartir tiempo de calidad es difícil en esta sociedad apresurada donde el tiempo se percibe en función de su rendimiento. En cambio, tener un tiempo de calidad con el otro a de estar compartido desde el puro placer de compartir algo juntos. Aquí no importa mucho ni la actividad efectuada en dicho tiempo, ni la duración del mismo. Lo importante, es la calidad del tiempo compartido desde el amor. En realidad esta calidad nos va a quedar evidenciada por un sentimiento de paz. Éste nos viene aportado por el simple echo de compartir un tiempo aparentemente “perdido”. Ese tiempo en el cual no hemos puesto presiones, ni obligaciones; ya que tal vez ni siquiera teníamos un sentido claro de adónde se queríamos llegar. Ahora sin prisas, sin un objetivo que cumplir podremos aprender a conversar escuchando con paciencia y atención en la intimidad sosegada de la atención positiva y cálida.

Hacer regalos puede, a simple vista, ser difícil de comprender. Vivimos descaradamente en una sociedad consumista y en ocasiones convertimos el regalo en manipulación. Aunque, el verdadero regalo es aquel que se hace desde el corazón. Quien tiene asumido como uno de sus lenguajes principales de comunicar amor el acto noble de regalar o recibir regalos, convertirá esta acción de recibir o de dar en una fiesta. Seria útil aprender desde cortas edades que no podemos ofrecer un  regalo esperando algo a cambio, eso es un pago. Tampoco deberíamos regalar para remediar una falta de empatía y de comunicación emocional. El regalo ha de mostrar el espíritu generoso y sincero de comunicación amorosa, sin ninguna expectativa puesta en ello.

Los actos de servicio son aquellos con los que cuidamos a los demás. Forman parte de nuestra cotidianidad de la vida en convivencia. Estos actos físicamente y emocionalmente comportan unas exigencias. Si al hacerlos nos sentimos víctimas transmitiremos poco amor tras cada acción. Un acto de servicio realizado con amor se realiza de manera generosa. Nada que ver con convertirlo en una necesidad o una obligación.  Es útil, por ejemplo en una familia, recordar y descubrir que cada cual tiene sus propias habilidades y talentos. Los actos de servicio pueden variar según las capacidades y preferencias de cada miembro.

Las palabras expresan nuestra aprobación y desaprobación. Tener cuidado con la comunicación verbal desafortunada del mensaje negativo. En cambio, es muy gratificante el ambiente creado al expresar nuestro amor mediante el elogio, la palabra de aliento, la frase de apoyo o de afecto.

La comunicación emocional directa y sincera se beneficia del reconocimiento de los lenguajes de amor de las personas con las que convivimos. Su uso adecuado puede permitir grandes dosis de Autoestima. Yo, te invito a experimentarlo.

José M. Nebot López

La cara más visible de:

http://satemsalut.com

 

Generar Autoestima con Amor Incondicional está asociado a Relaciones Saludables

la tierra cogida por manos

Los días pasan rápido, el movimiento terrestre parece acelerarse por momentos y los propósitos son atropellados en la velocidad de un tiempo que sugiere condicionar la vida de todo ser humano. Frenemos este mundo, detengámonos unos momentos, hagamos aquello que siempre a pesar de desearlo; lo posponemos. Tal vez, porque creemos vivir a merced de las contingencias. Entonces, vienen a nosotros esas sensaciones de impotencia y confusión. Incluso realizamos conductas autodestructivas, alejándonos del bienestar que se produce con la Autoestima.

Ha surgido una bonita palabra, Autoestima. Podéis buscar su significado o sentir que significa para vosotros, pero desde luego algo tiene que ver con amarse a uno mismo. Curioso, ya ha salido el Amor. Esta palabra sí que requiere de un tratado. Aunque, el aspecto más importante de la misma es que forma parte de esas capacidades que nos permiten relacionarnos en sociedad. Sí; el afecto, el deseo de compartir, la empatía, la gestión de la agresividad y el desarrollo de la capacidad de amar es lo que nos permite crear Relaciones Saludables. Cabe destacar que todos estos sistemas que nos permiten formar y mantener relaciones se desarrollan, sobre todo, durante la primera infancia.

Por estos motivos es importante crear, en nuestras relaciones, un espacio que aunque permita el análisis; esté exento del juicio y la crítica. Permitiendo, así, el surgimiento de Relaciones Saludables. Sobre todo si esa relación la estamos estableciendo con seres de corta edad. Debemos permitir que los jóvenes, incluso los más pequeños se expresen según su creatividad y su propio temperamento o maneras de ser. Teniendo en cuenta que estas expresiones creativas, desde cada una de las personas con las que nos relacionamos, de características concretas enriquecen nuestro mundo social. Como regla básica debemos no querer cambiar a nadie. Nuestro sentido común debe guiarnos a pensar que sólo podemos cambiarnos a nosotros mismos. Aquí es dónde surge un tipo de amor y que preferiblemente no debería tener condiciones. Ya que creo que este Amor, tal vez, Incondicional debe estar basado en el respeto de lo que el otro es y también en el respeto de lo cada uno siente que es.  En nuestra vida social todos deberían ocupar el lugar encontrado de forma natural; gracias al adecuado crecimiento emocional propio de la edad, a la combinación equilibrada del temperamento, al lógico desarrollo de las necesidades afectivas y físicas.

El Dr. Erich Fromm en 1956 publicó un libro, “El arte de amar”, en él expresa la idea de que el principal conflicto humano proviene del roce entre el individuo y las demás personas. Todo ello parte de una aparente contradicción: los humanos queremos ser libres en un mundo en el que convivimos con los demás y a la vez queremos trazar lazos afectivos con nuestros semejantes. Podríamos decir que una parte de nosotros está hecha para estar en unión con los demás, pero por nuestra propia naturaleza de seres con un cuerpo distinto al de los demás, nos vemos separados e incluso aislados. Ello ocasiona un conflicto que debe ser más que observado. El libro del Dr. Fromm se dirige a un único proyecto: desarrollar amor hacia la vida en sí misma. Así aborda el conflicto, mostrando cómo desarrollar la capacidad de amar. Un individuo capaz de amar a los demás, tendrá también la actitud de amor a sí mismo; ya que el amor es conjuntivo. Amarse a sí mismo se aleja del egoísmo, en realidad es su opuesto. El individuo egoísta no se ama demasiado, refleja un desamor, tiene un vacío, una frustración, se siente necesariamente infeliz y tiene una preocupación ansiosa por arrancar a la vida las satisfacciones que él se impide obtener.

Seguramente, toda esta sensación de desamor viene manifestada por la falta de poderlo comunicar o expresar de una manera que le llegue al resto de los semejantes. Muchas veces no podemos interpretar las expresiones de amor de aquellas personas que nos rodean, pero ellos también tienen el mismo problema. Otro doctor, el Dr. Chapman ha estudiado cinco maneras básicas en las que las personas expresan y reciben amor. Él afirma que en la medida que la persona crece se hace más evidente que cada cual responde con más facilidad y más profundidad a uno de los cinco lenguajes del amor. Estos son:

  • El contacto físico
  • Compartir tiempo de calidad
  • Hacer regalos
  • Los actos de servicio
  • Las palabras

Sé que tendremos que hablar de estos lenguajes. Lo haré en un próximo artículo. Aunque podrías buscar este libro:

CHAPMAN, G., y CAMPELL, R., Los cinco lenguajes del amor de los niños, Unilit, 2013.

Ahora volvamos a nuestro tema. Hay una pregunta que viene a mi mente cuando leo el título de este artículo. Y es: ¿El Amor Incondicional puede generar Autoestima?

La hago porque observo una sociedad con personas de baja autoestima. Nuestra sociedad, por norma general, potencia un tipo de amor condicional; a creado un sistema de aprendizaje que para conseguir un comportamiento determinado  entrena mediante regalos, recompensas y privilegios. La propia valía y la de nuestros semejantes queda determinada por la dependencia de nuestros juicios. Así, todas las personas, desde la más tierna edad hasta la madurez cuando no consiguen, o no quieran cumplir las expectativas se sentirán incompetentes e indignas de ser amadas. Sólo el Amor Incondicional puede impedir que quedemos inmersos en una serie de sensaciones poco saludables; cada vez que no hemos rendido aquella expectativa o no hemos logrado la aprobación del otro e incluso nuestra propia aprobación. Entre estas sensaciones poco saludable puedo mencionar la sensación de no ser querido, del miedo, de la ansiedad, de la inseguridad y del sentido de culpabilidad. Cualquiera de estas sensaciones, sin duda, se puede apoderar de cada uno de nosotros en particular.

Por esto es por lo que se debería profundizarse en la utilidad certera y sincera del Amor, con mayúsculas. Pues, me refiero a un Amor vivido incondicionalmente.  Es aquel Amor que se da porque hay una aceptación plena y sin juicio. Para que me entiendas, intenta sentir esto: ¿Qué prefieres una aceptación plena; por aquello que eres tú o por aquello que haces? No sé cual será tú respuesta. En cambio, sí sé, que hay personas con la marcada idea de que el Amor Incondicional es una utopía. A ti, y sobre todo a ellas, dirigiré la pregunta siguiente: ¿Has sentido un Amor hacia alguien por quien es en realidad, al margen de sus actos y acciones? Porque un Amor así es al que me estoy refiriendo, como Amor Incondicional.

Llegados a este punto, y con este tema en el tapete, sólo me queda poder comentar un par de cosas: la comunicación del amor y lo que son las Relaciones Saludables.

La comunicación del amor lo dejaré para otro artículo y sobre las Relaciones Saludables os anuncio que intento rodearme y traer al centro SATEM aquellas personas que pueden comunicar de forma grupal su manera de vivir la vida; en definitiva la manera que ellos han encontrado de relacionarse de forma sana con este Mundo nuestro, en el que…

“Los días pasan rápido, el movimiento terrestre parece acelerarse por momentos y los propósitos son atropellados en la velocidad de un tiempo que sugiere condicionar la vida de todo ser humano”.

Huy! Así empezó este artículo y quise hacer una llamada para que le pusieras freno, tal vez a tu mente o tus pensamientos. Desee acompañarte a ello: “Frenemos este mundo, detengámonos unos momentos, hagamos aquello que siempre a pesar de desearlo; lo posponemos”.

Ahora te pido que entres y mires con cariño los enlaces que pongo seguidamente. Pues lo que encuentres en ellos puede ayudarnos a cambiar la mirada. Próximamente junto a personas entrañables; iniciamos encuentros de grupo y talleres que pueden aportarnos eso de lo que hablamos. Los más cercanos son estos:

– Iniciamos el jueves 14/09/2017: Grupo de Estudio UCDM

https://www.facebook.com/events/515084135496333/

– Para el viernes 22/09/2017: Taller de Mindfulness

https://www.facebook.com/events/1896669090582887/

– En domingo 15/10/2017: Relaciones Saludables

https://www.facebook.com/events/1540237552701588/

Gracias por a ver leído este artículo, si te apetece, puedes comentarlo yo responderé con mimo, en la medida de lo que pueda, cada comentario. Desde el cariño te digo:

Hasta pronto,

José M. Nebot López

La cara más visible de:

http://satemsalut.com

 

Pasiones que abrigan

Hoy, en este blog, voy a volver a escribir yo. Echaba de menos contaros cosas. Podéis identificar mis artículos firmados como José M. Nebot López. Y por supuesto me encontraréis en SATEM; realizando fisioterapia y osteopatía, entre otras cosas.

José en Maratón de Abrazos 23 de abril

No voy a hablar de osteopatía, ni de fisioterapia. Voy a contar la pasión que podemos poner las personas al realizar las cosas. Seguramente quiera expresar esta realidad, porque estos días de abril he vivido ciertas experiencias que me han demostrado que vivir con pasión un proyecto nos hace sentir mejor.

Siempre, en lo más profundo de mi persona, lo he creído así. Ahora puedo expresarlo abiertamente; ya que me siento inspirado por los acontecimientos que suceden en mi día a día.

Observo la pasión que muchas personas ponen en su labor diaria y la que más me ha impactado recientemente es la de Vanessa. Aquí puedo mostrarte una foto suya, pero…

vanessa texto

La imagen, mostrando una persona de bella sonrisa, no puede transmitir lo que nos aporta su abrazo. Tampoco puedo comunicar, con estas breves líneas, la fuerza y la energía del abrazo de todas esas personas que apoyan toda esa labor desinteresada surgida desde el corazón.

Estoy explicando que ella de forma altruista a creado Abrigando-Almas. Me siento contento de estas pequeñas, grandes iniciativas que hacen que surja lo mejor de nosotros mismos en un acto de pasión.

 

logo Abrigando-Almas.

¡Pasión! Si ponemos esa palabra en el buscador de google seguramente las primeras referencias nos lleven a temas relacionados con la semana santa. Yo no te quiero hablar de la semana santa, pero ciertamente la semana santa me llevo a otra semana súper intensa. Han sido en estos días que yo he puesto esa pasión en realizar un evento y me he dado cuenta, cuánto he mirado en el corazón de los demás para ver sus pasiones. Estas pasiones son las que marcan nuestras vidas. ¿Me sigues, cuando te hablo de pasión?

Ciertamente para seguir un hilo de comunicación tenemos que hablar un mismo lenguaje. Así que te muestro la definición que la Real Academia Española RAE le da a la palabra, pasión.

definición pasión

Te advierto que discrepo de esta definición. Me gustaría que tú, también planteases otra posibilidad para esta palabra. Yo pienso que la pasión es esa emoción que nos hace sentirnos vivos y nos motiva a realizar cosas.

Por ello, en estos días, sintiendo esa emoción en mis adentros, actué y lleve mis pensamientos a la acción. Viví un “SANT JORDI” diferente. Inspirado en mi concepto del personaje santificado de San Jorge. Un hombre que actuó con pasión ante su sentir.

Podemos ver mucho de leyenda, pero la historia de Jorge se origina entre los siglos III y IV. Él un romano que un día llega a la ciudad de Lydia, actualmente ciudad de Lod en Israel. Al cumplir su mayoría de edad ingresa en el ejército romano y con su carisma, Jorge, no tarda en ascender y tener una buena posición antes de cumplir los 30. Llega a ser destinado a Nicomedia como guardia personal del emperador Diocleciano (284-305). En el 303 el emperador emitió un edicto que mandaba perseguir a los cristianos por todo el imperio; este edicto fue continuado con el emperador Galerio (305-311). Jorge, al que se le ordeno participar en la persecución, mantuvo su firme postura de no ir a la persecución de aquellos hombres. Para mí, Jorge realizo un acto de amor incondicional hacia el ser humano.  Aquel acto ha creado un sin fin de leyendas; pero lo cierto es que Jorge fue canonizado, en el 494, por el papa Gelasio I. Este hombre convertido en Santo a cruzado los continentes y se ha convertido en la inspiración de muchas personas, pero miremos en nuestro presente y aquellos que nos rodean. Seguro que encontramos esas historias inspiradoras y apasionadas en muchas personas que nos rodean. Yo ya he escrito de algunas en este blog. Como cuando escribí sobre:

El blog tiene artículos con otros temas que pueden serte de utilidad en el cuidado de tu salud. Dale un vistazo, pero sobre todo mira lo que otras personas han escrito. Sí, he dejado que otras personas llenas de pasión escriban algo que en realidad les motiva y les mueve a compartir su labor, pues me ha parecido apasionante lo que explicaban. Mira unos ejemplos:

Tú también puedes contarme lo que te apasiona. Yo recordaré ahora mismo los nombres de algunas de las personas que he notado, en estos últimos días, apasionarse con lo que hacen. Las recuerdo porque las siento aquí y ahora. Están en mí presente y forman parte de la inspiración de mis proyectos. Así que gracias a Montse, Núria, Eugénia, Victor, Dario, Vanessa, Carmen, Martin, Sonia, Susana, Javier, Silvia, Manel…

Sabiendo que he escrito más de 10 nombres, que son seguramente insuficientes, dejaré que tú que lees estas líneas y que estás en mi presente puedas dejar aquí un comentario de lo que te apasiona, de la pasión que podemos tener en común, de tu ilusión…

Espero que la lectura te allá apasionado. Un abrazo, como los que vamos a repartir desde ahora. ¡Abrigando Almas!

José M. Nebot López

La magia de la Palabra

Abracadabra

Presentación.

Una vez dije: “…los actos pequeños y las cosas sencillas se convierten en terapia.” Ver mi artículo: ¡Hola mundo! José M. Nebot López.

Con esta premisa, últimamente, me he dedicado a buscar esas personas que convierten su pasión en terapia. Una muestra de ello es el pasado artículo, el del mes de febrero, titulado: Acompañarte es nuestro acierto. Núria Guinart.

La realidad es que me va a ser difícil traerlas a todas a este blog. El motivo es que creo convencido en la existencia de un inmenso número de personas realizando algo mágico. Y esa magia esta en plasmar lo que somos en lo que hacemos, para ello tenemos las herramientas más adecuadas: pensamiento, sentimiento y palabra. Estas ideas las tiene muy claras Nuria Ferre. Y no he dudado, ni un momento, en traerla al blog. Así que leer, con la mente abierta y con cariño, su explicación.

Abracadabra. “La magia de la Palabra”

Torrebenagalbón, 14 de marzo de 2017

“Hace ya algún tiempo oí decir que las células tenían orejas y como buena géminis imaginé todo mi cuerpo repleto de minúsculos pabellones auditivos” Núria Ferre

Desde mi realidad como mujer, como hija, como esposa, madre, alumna de la vida y maestra de la experiencia…

Porque me gusta disfrutar aprendiendo, vivir disfrutando y compartir lo que soy, voy a hablarte de la magia de las palabras.

La vida nos da la oportunidad de plasmar lo que en realidad somos en todo lo que hacemos, en lo que sentimos, en lo que decimos, en lo que pensamos.

Desde joven he sido consciente de la utilidad y de la importancia de desconectar el piloto automático y de pilotar mi propia nave, mi propia vida.

Con todo lo que he vivido he logrado convencerme a mí misma… es decir que he logrado vencer los miedos a través del conocimiento, pero no ese conocimiento escrito en los libros, estudiado y evaluado por otras personas, sino con el conocimiento de mi misma, confiando en el orden y la matemática universal. Esa matemática que tiene preparada la solución antes de redactar el problema.

He desarrollado y practicado la habilidad de crear bienestar en mi vida, la habilidad de ver puertas abiertas dónde otras personas quizás vean muros infranqueables, y desde ese punto, esa perspectiva te invito a descubrir la clave que te ayudará a liberarte de la limitación, de la escasez, de la enfermedad, del dolor… ¿Te atreves a probar?

Me gustaría mencionar varias cosas antes de llegar a la clave, antes de llegar al “Abracadabra”.

La primera es el hecho de que nuestro cerebro no distingue entre lo que ve y lo que imagina y que esto provoca una serie de reacciones que el cuerpo físico experimenta.

Vamos a imaginar por ejemplo un limón.

Imagina que lo cortas, lo acercas a tu boca y exprimes unas gotitas que caen directamente sobre tu lengua… ¿lo has notado? Pues seguimos.

Otro factor de la ecuación es el de que el cerebro humano es capaz de procesar en un segundo, lo que para el ordenador más potente necesita cuatro minutos.

La mente genera constantemente pensamientos. Pensamientos que dan forma a imágenes, así como también dan forma a palabras y estas desencadenan una serie de reacciones químicas, que dependiendo de la emoción que las acompañe, transforman sustancialmente nuestro cuerpo físico.

Consideramos pues que el cuerpo físico es una manifestación de nuestros pensamientos, de nuestras emociones, de nuestra energía.

En este momento sería interesante introducir el concepto de comunicación.

Este concepto lo vamos a definir como la acción y relación entre un emisor y un receptor. Y ¿qué significa esto?

Imagina tu mente como una emisora de radio; de ella emergen ideas y pensamientos que, si observas, están en un perfecto orden caótico.

El receptor será la sustancia que capte las ondas que se emitan, o sea el que lo escucha, entonces ¿quién o qué será en esta analogía la radio, el  iPod, etc.? Pues el medio que más poder tiene para llegar a que la sustancia se entere de lo que se está emitiendo, o sea pensando, es “La Palabra”

Cuando hablamos cotidianamente no somos del todo conscientes de que nuestras palabras están creadas por nuestros pensamientos y que a través de ellas estamos manifestando lo que ciertamente está contenido en nuestra mente. ¿Crees que sería útil volver a leer lo que acabas de leer?

La palabra es una magia abalada por la ciencia, que contiene en si misma códigos que activan programas instalados en nosotros desde tiempos inmemoriales. Me refiero a esos dichos, frases hechas y dogmas que hemos aceptado como verdaderos sin ni siquiera plantearnos el por qué.

Ejemplos tenemos muchos y variados:

“Para presumir hay que sufrir”, decía mi abuela. “La letra con sangre entra”, oía decir a mi padre. “Quien bien te quiere te hará llorar” …

“Para conseguir lo que deseas tienes que esforzarte, hacer sacrificios”

“Quien no se conforma es porque no quiere”

“Tu obligación es estudiar” … y muchísimas otras más.

Centrémonos pues en la emisión de las palabras. Cuando emites la palabra, ondas sonoras se propagan en todas las direcciones y chocan con el obstáculo alterando entonces la dirección; estas provocan un sonido, una alteración, una sensación… Ondas sonoras que no encuentran a su paso barreras, sino que van topándose con todo lo que hay, y no solamente en una dirección que diríamos que es afuera, sino que se mueven en todas direcciones, o sea sé, también hacia adentro.

En el trayecto interno se encuentran con órganos, a los cuales dan forma células, así que, yendo a la definición inicial, las células son afectadas por esos sonidos que contienen los códigos de pensamiento, alterando la información contenida en ellas mismas, es decir: Las células oyen.

Entramos ya en la fase en la cual activamos el “Abracadabra” esa palabra que, etimológicamente hablando, parece significar algo así como: Orden e inicio, acción que genera realidad a través del verbo, a través de la palabra.

Aquí tenemos pues la clave.

¿Te has detenido a observar, a escuchar como hablas de tu cuerpo, de tu vida, de todo lo que te rodea?

¿Eres consciente de cuantas ordenes de calidad dudosa activas cada vez que hablas?

¿Eres consciente desde donde nacen tus palabras y lo que contienen?

Todo esto puede resultar mera literatura si no encontramos que hacer con esta información.

Pues bien, se trata de accionar conscientemente, de ordenar; no solo de poner cada cosa en su lugar, sino también de emitir un mandato.

Se trata de escuchar y escucharte.

Se trata de hablar con coherencia, porque tu cerebro le da credibilidad absoluta a lo que piensas y manifiesta palabras que contienen tus pensamientos, tus creencias, tus esquemas.

Se trata de saberte creador de tu realidad, creador de tu bienestar, de cada una de las experiencias que vives.

Se trata de entrenarte en el arte de la comunicación.

Se trata de aprender a formular tu “Abracadabra”.

Núria Ferre

Acompañarte es nuestro acierto

blog

Los artículos de este blog reflejan la manera, la práctica y la filosofía del centro SATEM. Y este reflejo, ante todo, quiere mostrarte que nuestra mirada y nuestra mano están tendidas hacia las personas. Sabemos que ellas vienen con sus determinados problemas  o con sus enfermedades concretas, pero nosotros adoptamos una actitud facilitadora y de ayuda. Utilizamos la empatía insistiendo en buscar lo que cada persona siente que debe hacer para conseguir su bienestar. Por ello el acompañamiento hacia redescubrirnos es la premisa del centro SATEM. Y esta vez hemos pedido a Núria Guinart que hable de este tema. Ella que escribe en su web: http://www.nuriaguinart.com , nos ha contado:

“Dentro de cada uno de nosotros hay un anhelo de servir, de poner todo lo que uno es al servicio de los demás. Se trata de vivir para un plan mayor que el simple objetivo personal e individual. Un servicio por y para todos, sin olvidarse a uno mismo. Empezamos amándonos sin medida, descubriendo cada parte que habita en nosotros y respetando nuestro caminar. Vamos experimentando una mayor libertad y un creciente entusiasmo. Este renacer a la alegría de vivir viene acompañado de la naturalidad y la expresión libre de todo cuanto somos y sentimos. Y en ese punto de autenticidad empieza nuestro servicio a la humanidad. Nos entregamos a darnos sin excusas a los demás, porque esa, ahora, es nuestra mentalidad. Nuestro corazón ya no conoce límite en su expansión, y los objetivos que veíamos individuales se tornan en universales. Ya no se trata de que simplemente este yo bien, ahora veo que estando yo bien, lo estamos todos. Por ejemplo, cuando te sientes feliz y entusiasmado, ¿cómo eres con los demás?¿No sientes cómo se desbordan tus ganas de compartir lo que sientes con el mundo? Es algo natural, la felicidad no sólo es contagiosa, también es inevitablemente expansiva. Uno no se la puede guardar para sí mismo, porque en ese mismo punto ya no está. ¿Y no es hermoso compartir tu alegría y lo que mejor sabes hacer con los demás? Dejar a un lado el juicio, la crítica y la comparación y verter todo lo que dice tu corazón ante cada situación. Vivir así y darnos, es lo único que buscamos, cada uno a su manera y con lo que conoce. Vivir desde el corazón y encontrarnos. Como bien sabemos ésto no siempre es fácil, y por eso existe una gran variedad de propuestas en nuestra sociedad que nos ayudan a conseguirlo. Miles de terapias, juegos y nuevas tendencias que sirven a este propósito de ser feliz.   El abanico de posibilidades está servido y es uno mismo el que debe elegir con cuál de ellas sintoniza más. No se trata de hacer aquello que le va bien al otro, sino aquello que a ti te mueve y te resuena. Yo siempre digo que el camino del corazón es uno, pero adopta muchas formas para adaptarse al caso concreto de cada uno. No hay caminos mejores ni caminos peores, hay caminos, y el que te late es el tuyo. Tu propio latir gozoso es el que marca tu elección y el que te asegura que vas desde ti mismo y hacia ti mismo. Porque de eso se trata, de sentirte y empezar a vivir desde ti.

Sincronías de la vida, en ese caminar, a veces te encuentras con personas y formas de mirar que te abren a una dimensión completamente distinta. Encuentros que destapan en ti nuevas posibilidades y te conectan con tu poder y tu grandeza. A mí me ha pasado muchas veces, descubrir una nueva persona a través de la cual he podido conectar más con mi autenticidad y al mismo tiempo he podido dejar atrás la falsedad. Desde cada uno de estos cambios súbitos y no tan súbitos que se han dado en mi vida en relación al arte de amarme, el propósito de servir está cada vez más a flor de piel. Ese amor que siento y que se ha despertado en mí, pide ser compartido y entregado a los demás. Como un dulce juego de dar y recibir, un vaivén entre el comprender y el compartir.

Y aquí empieza mi función, o mejor dicho, mi papel de entrega en este mundo del autoconocimiento y el bienestar. No me defino como terapeuta ni como especialista, me gusta más

mencionarlo como una facilitación, un compartir o un acompañamiento. Me dedico a compartir todo lo que soy con el otro, y ahí es donde todo lo que tiene que surgir, surge. Va más allá de un método o de unos estudios, es la magia que surge de la verdad, y de estar al servicio de la unidad con los demás.

Este servicio no obstante, va adquiriendo una forma concreta. En mi caso, hasta el momento, coge la forma de sesiones grupales de Un Curso de Milagros, talleres monográficos, así como acompañamiento personalizado en sesiones individuales.

Lo que aquí quizás quiero explicar en más detalle es el tú a tú, el hermoso acompañamiento individualizado.

Estas sesiones se presentan como una oportunidad para mirar de cerca aquello que hemos escondido, aquello que no hemos querido mirar y verlo por lo que es. Una oportunidad de expresar libremente lo que sentimos, sin tapujos. Un espacio de libertad donde poder ser y sentir, donde ser uno mismo es lo que brota de forma natural. Ése es el mejor de los regalos. Crear un espacio en el que uno se sienta abrazado incondicionalmente y en, ese abrazo, pueda mostrar todo lo que está dentro. Todas las emociones, situaciones y pensamientos tienen cabida y pueden ser expresados. Esa calidez, esa apertura en el encuentro, vinculada a la honestidad y la confianza permiten cambiar nuestra mentalidad y nuestra visión de todo cuanto acontece en nuestras vidas. El amor es lo único que cambia las cosas, lo único que nos hace ver que lo que pensábamos que era un problema no lo era. Empezamos a ver que tan solo no estábamos permitiendo que la solución naciera de nosotros mismos.

Esto es lo que te ofrezco. Un espacio para dejar ir aquello que ya no quieres ni necesitas y abrirte a todos los dones, certezas y capacidades que ya están en ti. Para que tu vida refleje más que nunca, quién eres de verdad.

Tu vida tiene todo sentido, pero quizás aún no lo ves.

La coherencia es tu naturaleza, pero quizás aún no la permites.

La libertad es tu mayor anhelo, pero quizás aún te acoges a creencias limitantes.

El cambio está en ti, y te acompaño en el proceso.”

Núria Guinart