EL ERROR DEL PACIENTE EJEMPLIFICADO DESDE LA HIPERCOLESTEROLEMIA

placaxcolesterol

Detrás de cada paciente tiene que haber alguien con una conciencia que pueda llevar la relación terapéutica al plano de la participación. El paciente no puede dejar la responsabilidad de lo que le ocurre en manos de otro. Tiene que tomar las riendas de su vida, buscando esa armonía del diálogo del hombre con su propia naturaleza.

Como pacientes, a veces, nos sentimos perdidos y es natural creer que otro nos puede resolver nuestra propia papeleta. Es hora de aprender que nuestras dolencias son la expresión de un desequilibrio entre nuestros pensamientos, sentimientos y actos. Nuestra falta de coherencia emocional da expresión a nuestras vivencias. Realmente es muy conveniente sentirse acompañado cuando esas vivencias nos han sacudido de tal manera que manifestamos una enfermedad o nos sentimos mal.

Como pacientes buscamos una promesa de salud. Si necesitamos un cirujano, de indumentaria estéril, queremos que tenga unas manos hábiles dirigidas por la iluminación del conocimiento y la fuerza noble del amor al trabajo bien hecho. Porque en lo más profundo de nuestro ser sabemos que el amor es curativo. Pero, acaso no deberíamos preguntarnos:

– ¿Cuánto amor ponemos, hacia nosotros mismos?

Tómate tu tiempo. Respira profundamente. Medita la respuesta. Contéstala. Aquí tienes un espacio para comentar esa pregunta. Sé sincero. Tu reflexión la puedes explicar en los comentarios. Puedes decirnos: ¿Cómo te has sentido, al plantearte si te quieres a ti mismo? ¿Qué pensaste? O simplemente, puedes comentar: ¿Cómo te tratas? ¿Qué haces para cuidarte?

Crearemos un diálogo, un aprendizaje y podremos verificar muchas cosas. Pero quiero resumirlas en dos aspectos:

Primero: Reforzar que nos amamos y aportar al mundo la mejor manera de amarse.

Segundo: Esclarecer nuestros miedos. Sacar a la superficie todo aquello que nos aleja del amor por su carácter de sacrificio y de culpabilidad.

Con estos dos aspectos, explicados por ti en los comentarios, seguro te ayudarás a ti mismo y ayudarás a otros.

Puede serte difícil comentar. Tal vez porque lo que te digo te choca un poco. Mejor será poner un ejemplo.

Imaginemos que nuestros niveles de colesterol han aumentado. Ciertamente en un principio nos pasa desapercibido. Estadísticamente en España más del 50% de la población adulta no sabe que tiene colesterol alto. La hipercolesterolemia, un nivel alto de colesterol en sangre, no es considerada una patología sino un desajuste metabólico que abre paso a enfermedades cardiovasculares. Lo podemos tratar con la dieta, aumentando nuestro nivel de ejercicio, medicándolo y buscando cómo emocionalmente estamos obstruyendo nuestros canales de júbilo. Miedo de aceptar la alegría. Cuando tenemos miedo de algo estamos apartándonos del amor.

Así que: Abandona ese error y empieza a amarte.

¿Cómo puedes amarte?

Pues empezando a cuidarte combina los diferentes enfoques de tratamiento. Haz una dieta adecuada, realiza ejercicio, no olvides el enfoque emocional, elige amar la vida y valora los consejos médicos, oxigénate, ríete y disfruta de cada momento.

Tal vez has empezado a realizar algo de todo lo dicho. Cuéntamelo!

Puedes contarme también si ves alguna relación de tus emociones con esa dolencia o malestar que te preocupa.

Si eres una de esas personas a las que le han detectado el colesterol aumentado, fíjate si dejas circular y fluir aquello que te manifiestan los demás. Observa si te cuesta reconocer tu poder personal, quizás buscas ese reconocimiento en tu familia o seres queridos.

¿Crees que lo que digo puede resonar contigo? Dímelo si gustas. Pero sobre todo cree en ti, en tu gran potencial y no dudes de tu fuerza interior. Muestra al mundo y a los tuyos ese poder que tienes.

Gracias por leer este artículo. Espero que te haya servido. Agradecería que comentaras tus conclusiones, experiencias y opiniones.

Estoy a la espera y contestaré todos los comentarios.

Saludos,

José Maria Nebot López

Anuncios

2 respuestas a “EL ERROR DEL PACIENTE EJEMPLIFICADO DESDE LA HIPERCOLESTEROLEMIA

  1. Me encanto el articulo Jose Maria. Creo que tienes mucha razón, quizas yo sea un ejemplo de esa paciente. Mi vida ha dado unos giros radicales en los ultimos meses que han podido hacer que me olvide de mi misma.. la preocupación, el sacrificio y no cubrir mis expectativas han podido augmentar mi colesterol. Pero lo mejor que puede ocurrir es encontrarse a personas que te lo hagan cuestionar, te escuchen y te ayuden a recapacitar. Así es Jose Maria, realmente no se dónde acabare, que me va a traer de nuevo la vida.. pero aveces hay que decir no, a aquello que no te hace feliz. Porque creo que también tenemos derecho a decir no y es algo que no he puesto en practica. Aprovecho para darte mil gracias por este post, me siento muy identificada y ya estoy haciendo algunas de las cosas que nos recomiendas. Te hare saber sobre mi experiencia y como conseguí regular este momento. Te mando un abrazo, mil gracias por. :):)

    Me gusta

    • Hola Bea, muchas gracias a ti por comentar. Espero que todo salga bien y que siempre seas feliz. Estaré encantado de saber más sobre tu experiencia. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s