El contacto tierno, de las manos del adulto en un niño, puede cambiar muchas cosas

El Masaje Infantil es una tradición en numerosas culturas, y por suerte, se ha redescubierto en Occidente. Tocar a un niño es conectar con su mundo interior y exterior. Es hablar de respeto, seguridad, contención, observación, escucha, cuidado, cariño, adaptación, conexión…

COLOCANDO PRESA

Gracias al contacto manual conseguimos muchos beneficios en los bebés y los niños.

¿Qué dice la investigación al respecto?

Está clínicamente demostrado que el amor, las caricias, el afecto entre el niño y los que lo envuelven, tienen un importante efecto positivo sobre su desarrollo. Muchos estudios, y también el sentido común, revelan los beneficios de un contacto afectivo como parte fundamental de los primeros años de vida.  Quiero recordaros, que no podemos olvidar, los desafortunados resultados experimentados cuando faltan estas atenciones.

El Masaje Infantil ayuda a regular y reforzar las funciones respiratoria, circulatoria y gastrointestinal, aligerando, mediante la estimulación, las incomodidades producidas por los cólicos, gases y estreñimiento.

Las caricias del masaje ayudan al niño a relajarse y a liberar el estrés que produce encontrarse diariamente con cosas nuevas.

El Masaje Infantil estimula el sistema inmunológico y propicia un mejor desarrollo del sistema nervioso.

Diversos estudios han probado que los niños prematuros que han disfrutado de las ventajas del tacto, aumentan de peso respecto de los que no lo han recibido y tiene mejor desarrollo físico y neurológico.

En casos de niños hospitalizados, el masaje infantil acelera la recuperación.

Aclarando cómo realizar un masaje infantil

Mi consejo sobre la forma de iniciar el masaje infantil es simple. Comienza tu masaje en la parte frontal del cuerpo, ya que le niño se siente más seguro y relajado si puede ver la cara de quien lo realiza. Y a su vez,  esa persona  puede ver y sentir fácilmente, por la expresión del rostro del niño, si está realizando una labor gratificante, agradable, placentera y de presión adecuada.

Si es así, continua sin miedo. Pon todo tu amor y atención en lo que haces. Respetando un pequeño orden. Puedes realizar el masaje en sentido descendente, primero el pecho, luego los brazos y las manos, la barriga, y finalmente las piernas y los pies. Después pondremos al niño boca a bajo ya que el masaje de espalda es muy agradable y relaja los nervios espinales. Se empieza dando masaje hacia arriba y hacia abajo de la espalda, para terminar con fricciones largas aplicadas en espalda y piernas conectando así todo su cuerpo por medio de fricciones suaves y fluidas.

Seguro que podéis convertir ese momento en una experiencia entrañable.

Comparte la experiencia

Me gustaría que me comentaseis vuestras dudas y vuestras satisfacciones por realizar este masaje. También, os invito a comentar, todos los beneficios que veáis suceder en el bebé o en el niño por la aplicación de ese masaje infantil realizado desde vuestra ternura y corazón.

Gracias por atender a los más pequeños desde el cariño. Espero vuestros comentarios.

Un abrazo,

José Maria Nebot López

Fisioterapeuta y osteópata de SATEM

Anuncios

2 respuestas a “El contacto tierno, de las manos del adulto en un niño, puede cambiar muchas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s