Cuidarse cuando el girasol está triste

libro de Montse

Los girasoles alegran la vista ya que florecen durante todo el verano e incluso hasta mediados del otoño. La cultura oriental observa una estación intermedia que sin duda haría entristecer hasta los girasoles. Digo esto, pues un día lluvioso como el de hoy me ha traído el recuerdo de un poema de Montse Soriano. Lo podéis encontrar en su libro “Tristezas y alegrías de juventud. Primeras poesías” Este poema dice así:

El girasol

El girasol está triste.

– ¿Por qué está triste mi flor?

– Porque esta mañana

no ha venido mi señor.

– Y tu señor ¿quién es?

– Mi señor es el Sol.

– ¿Y por qué no ha venido

ese  que llamas señor?

– ¿Qué “Por qué?

Porque no quiso Dios

y mando una nube.

que en medio se colocó.

– y esa nube ¿dónde está?

– Esa nube ya marchó

y el agua que llevaba

en la tierra se olvidó.

– Pues ahora que no está

¿por qué no ha salido el Sol?

– Porque ya es muy tarde

y su sitio a la Luna cedió.

Ahora, como os decía, estamos en la estación intermedia. Esta estación climática contemplada por la cultura oriental se ve representada por el elemento Tierra y marcada por el clima húmedo. Sin embargo la naturaleza está en un momento de esplendor  y nos muestra su gran riqueza. Tenemos muchas cosechas y alimentos, como las manzanas, que se presentan en toda su abundancia.

El calor es menos intenso y para muchos es cuando en realidad empieza el año pues nos reincorporamos al trabajo, iniciamos un nuevo curso, reemprendemos la actividad física de un deporte o tomamos el comienzo de una nueva temporada.

Es una época de transición dónde debemos cuidar nuestro sistema inmunológico ya que somos sensibles a los cambios de clima y estos nos pueden traer malestares que podemos evitar si ingerimos alimentos de tonos amarrillos o dorados anaranjados como: Mango, papaya, albaricoque, melocotón, zanahoria, calabaza y piña.

También debes pensar en realizar aquellas actividades que te permitan conectar contigo y desconectar del ajetreado mundo que nos rodea. Como podría ser pasear por la naturaleza, realizar alguna actividad física suave, algún tipo de relajación o meditar.

En definitiva, mi humilde consejo es que te cuides.

http://satemsalut.com

Anuncios

2 respuestas a “Cuidarse cuando el girasol está triste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s